OJO AL ESTUDIO

¡Ojo al estudio! La curiosa razón por la que eres capaz de madrugar sin alarmas

La Kalle. Madrugar / Foto de referencia: Getty Images

Por: Redacción digital La Kalle

La genética determina que algunas personas madruguen y tengan un buen despertar, lo que, además, podría generar un mayor bienestar y reducir el riesgo de padecer esquizofrenia y depresión, según revela un estudio publicado por la revista "Nature".

La investigación, liderada por la Universidad de Exeter (R.Unido) y el Hospital General de Massachusetts (EE.UU.), arroja luz sobre el funcionamiento de nuestro reloj biológico a partir del análisis genético de extensas bases de datos.

Los expertos llegaron a relacionar la cualidad madrugadora con la salud mental y algunas enfermedades, entre las que no figuran, precisan, la diabetes o la obesidad, tal y como se creía hasta ahora.

El estudio destaca el papel que desempeña la retina del ojo para ayudar al organismo a controlar el tiempo y también aumentó de 24 a 351 el número de áreas del genoma que influyen en que alguien sea madrugador o no.

 


"Este trabajo expone un gran número de genes que pueden ser estudiados con más detalle para entender cómo diferentes personas pueden tener diferentes relojes biológicos", explica en un comunicado Mike Weedon, de la Escuela de Medicina de la Universidad Exeter.

La gran cantidad de individuos implicados en esta investigación, dice, "nos ha dado las pruebas más claras obtenidas hasta ahora" respecto a que los "trasnochadores tienen un riesgo más alto de padecer enfermedades mentales".

En total, analizaron genomas de 250.000 individuos de una base de datos en EE.UU. y 450.000 de una en el Reino Unido, a los que también se preguntó si se consideraban personas "matutinas" o "nocturnas".

Después, trataron de identificar qué genes tenían en común y cómo podían influir en sus patrones de sueño, al tiempo que contrastaron esa información con datos de otros 85.000 individuos de Biobank a los que se instaló una pulsera de actividad, a fin de contrarrestar la posible subjetividad de los encuestados.

Observaron que las variantes genéticas identificadas pueden modificar en hasta 25 minutos la hora en que una persona se despierta de manera natural, al pasar, por ejemplo, de las 08.00 horas a las 08.25 horas.

 

Temas relacionados:

COMENTARIOS
Publicidad

Reducir player
Imagen
Icono Señal en VivoEMISIÓN EN VIVO
Retrocede Audio
Adelantar Audio
Volumen
Compartir La Kalle