DEPORTES

Parecen mentiras: curiosas anécdotas en toda la historia de Juegos Panamericanos

Foto: AFP
Aunque cueste creerlo, sucedieron de verdad.

Por: EFE

Curas, actrices, caballos, apagones que dieron medallas, dopajes que las quitaron, desplantes inolvidables... la historia de los Juegos Panamericanos está plagada de anécdotas y de hechos curiosos que, aunque cueste creerlo, sucedieron de verdad.

 

Esta es una muestra de ellas:

 

- Un apagón tuvo la culpa: dos selecciones de fútbol campeonas en 1975

Por primera y única vez en los Juegos Panamericanos, el torneo de fútbol contó en la edición de México'75 con dos campeones, cada uno con su medalla de oro. Un apagón fue el responsable. México y Brasil llegaron a la final, que se fue con 1-1 a la prórroga. Durante el tiempo añadido se marchó la luz en el estadio y el partido se suspendió. No había tiempo de disputar los minutos restantes antes de la Ceremonia de Clausura, así que los organizadores decidieron conceder una medalla de oro a cada equipo. El bronce fue para Argentina.

 

- Un dopaje condenó a Venezuela a la última plaza

El positivo por cocaína de Armando Becker en los Juegos de La Habana 1991 tuvo consecuencias nefastas para él mismo, descalificado de los Juegos, pero también para su equipo, la selección venezolana de baloncesto, que fue relegada a la última plaza.

 

Venezuela, con dos victorias y dos derrotas en la primera fase, perdió en cuartos de final ante Puerto Rico. En la ronda para decidir los puestos del quinto al octavo, ganó primero a Uruguay y perdió luego ante Brasil, por lo que terminó en sexta posición. Días después se hizo público el positivo de Armando Becker en el encuentro ante los uruguayos, por lo que su equipo fue descendido al décimo y último lugar.

 

- 'Jet Run', cuatro oros a cuatro patas

 

El caballo 'Jet Run' figura entre los más grandes campeones panamericanos de la historia gracias a sus cuatro medallas de oro para dos países distintos.

 

En México'75 ganó para el equipo local los títulos individuales y por equipos, montado por Fernando Senderos. Tras un cambio de propietario, en la siguiente edición compitió para Estados Unidos y repitió los dos títulos, con el jinete Michael Matz, poseedor de ocho medallas panamericanas.

 

- Campeón panamericano, campeón olímpico y míster universo

Tamio 'Tommy' Kono, levantador de pesas estadounidense de origen japonés, se impuso en la categoría de -82,5 kg en los Juegos de México 1975 y repitió oro en -75 kg en Chicago 1959 y de nuevo en -82,5 en Sao Paulo 1963. Alternó estas medallas con otros tantos podios olímpicos, oro en Helsinki 1952 y Melbourne 1956 y plata en Roma 1960.

 

Pero también fue un destacado culturista y ganó los títulos de Míster Universo en 1954, 1955, 1957 y 1961. Se declaraba un buen comedor de carne de oso y de serpiente.

 

- Estados Unidos, cuestionado por ganar demasiado

Después de los Juegos de Chicago'59, en los que Estados Unidos ganó, según las fuentes, entre 115 y 122 medallas de oro, por solo 9 del segundo clasificado (Argentina), los países sudamericanos pidieron a la Organización Deportiva Panamericana (ODEPA) que el equipo estadounidense fuera excluido de las siguientes ediciones porque su superioridad les dejaba pocas opciones. La ODEPA, por supuesto, rechazó la propuesta.

                  

- Solo saben ganar

 

Hay una selección que solo conoce la victoria: el equipo masculino canadiense de sóftbol se ha impuesto en las ocho ediciones en las que este deporte ha figurado en el programa, desde 1979 hasta 2015. Siete veces Canadá ganó la final a Estados Unidos y una, la última (2015), a Venezuela.

 

El único otro pleno también corresponde a Canadá y a su selección masculina de rugby a 7, aunque no es comparable porque este deporte solo ha estado en el programa en dos ediciones.

 

Sin embargo, la racha más larga de victorias consecutivas en deportes de equipo en los Juegos Panamericanos corresponde a la selección masculina de béisbol de Cuba, que encadenó diez medallas de oro seguidas entre 1971 y 2007. Desde entonces, las dos ediciones disputadas han sido para Canadá.

 

En mujeres, la serie victoriosa más larga la tienen Cuba en voleibol, con siete oros entre 1971 y 1995, y Estados Unidos en sóftbol, con otros siete entre 1987 y 2011.

 

- Un candidato a presidente sacerdote y con medallas panamericanas

 

Robert Eugene Richards fue en 1984 candidato a la presidencia de Estados Unidos por un partido recién creado, el Partido Populista. Solo obtuvo 66.324 votos en aquellos comicios ganados por Ronald Reagan.

 

Fue mucho peor político que deportista: a sus tres medallas olímpicas en salto con pértiga (bronce en 1948, oro en 1952 y 1956) sumó dos medallas panamericanas (oro en 1951 y 1955) en esa especialidad y una plata en 1955 en decatlón. Tod ellos después de ordenarse sacerdote de la Iglesia de los Hermanos, lo que le valió el sobrenombre de 'el vicario saltador'.

 

- Un gimnasta a la sombra de su esposa

El gimnasta estadounidense Bart Conner, que ganó en los Juegos de México'75 dos medallas de bronce, en anillas y suelo, y que cuatro años después fue campeón mundial de esta última especialidad, debe en realidad su fama a su esposa, la rumana Nadia Comaneci, el nombre más importante de la historia de la gimnasia.

 

Ambos dirigen una academia en Oklahoma y llevan a cabo numerosas actividades solidarias.

 

- En el papel de ella misma

La actriz Jane Fonda fue una de las estrellas, casi tanto como los deportistas, de los Juegos de La Habana'91. Acudió a ellos en calidad de invitada especial de su pareja Ted Turner, presidente de la cadena de televisión CNN.

 

"El mejor papel que represento ahora es ser yo misma", declaró en una entrevista transmitida por la televisión cubana, previa a la exhibición de dos de sus películas, 'Cartas a iris' y 'Descalzos en el parque'.

 

Fonda explicó que había dejado momentáneamente el cine por "un problema de amor", en referencia a su relación con Turner.

 

- ¿Abanderado? No, gracias  

El chileno Marcelo Ríos logró dos medallas de plata, en individual y en dobles, en los Juegos de Caracas 2003. Pero, lejos de celebrarlo, dijo que él solo quería el oro. Se negó a ser el abanderado de su país porque su madre no disponía de un palco en el estadio.

 

COMENTARIOS
Publicidad

Reducir player
Imagen
Icono Señal en VivoEMISIÓN EN VIVO
Retrocede Audio
Adelantar Audio
Volumen
Compartir La Kalle