Publicidad

Publicidad

Publicidad

La Kalle logo amarillo oficial footer
Entérate de lo más reciente en el mundo del entretenimiento al activar las notificaciones.
Quiero recibirlas
Tal vez más tarde

Publicidad

“Está aquí”: espera sentado afuera de un hospital a que su esposa despierte del coma

El hombre llevó la silla favorita de su mujer y la puso fuera del centro médico, según él, para sentir su presencia, ya que lleva días sin verla y para expresarle que la estará esperando ahí siempre porque la ama.

Hombre que espera a su esposa fuera de un hospital
Hombre espera sentado fuera de un hospital a que su esposa despierte del coma
/Foto: TVCA

Jarcedi Hahn es un hombre que se hizo viral por su increíble amor por su esposa Cristiane Fagundes, pues aunque ella esta en coma debido a la gravedad del COVID y no puede verlo, decidió esperarla fuera del hospital, según informó el diario G1 .

De acuerdo con el medio, la mujer no podía respirar debido al virus, por lo que su esposo decidió llevarla a un hospital para que le dieran las respectivas atenciones médicas.

Allí fue intubada e internada en una unidad de cuidados intensivos para poder salvarle la vida.

Desde ese momento, el hombre decidió llevar la silla favorita de su esposa hasta el hospital, junto con la suya, para esperarla.

Según el hombre, la silla es una forma de recordarla y saber que ella está a su lado. Cabe mencionar que no deja que nadie más se siente allí, pues dijo que esperando que su amada salga y se siente en ella.

“Es una forma de recordarla, dejaré la silla vacía hasta el día en que ella regrese y se siente aquí de nuevo a tomar un mate”, dijo.

Publicidad

Y es que como no puede verla debido a que las personas contagiadas están aisladas y no tienen derecho a las visitas, quiere hacerle saber desde afuera que él esta con ella y que la esta esperando para que vayan juntos a casa.

Y aunque dice que sabe que su mujer esta bien cuidada en el centro médico, asegura que la enfermedad es tan impredecible, que tiene temor a perderla, por eso desde cerca le envía fuerzas. Asimismo, se la deja en manos de Dios.

“Está bien cuidada, pero nos sentimos impotentes, no tenemos nada qué hacer, solo tenemos que esperar y confiar en Dios y los médicos. Ellos están haciendo su parte, pero es una enfermedad muy traicionera”, agregó.

Sigue a La Kalle  en Google y entérate de lo mejor de la música Sigue a La Kalle en Google y entérate de lo mejor de la música