Publicidad

Publicidad

Publicidad

La Kalle logo amarillo oficial footer
Entérate de lo más reciente en el mundo del entretenimiento al activar las notificaciones.
Quiero recibirlas
Tal vez más tarde

Publicidad

No fue a su grado y prefirió ir a trabajar porque no tenía dinero, pero su jefe lo llevó

El superior junto con los compañeros del trabajo del joven le compraron la toga y el birrete y le hicieron una pequeña reunión para que celebrará como se merecía.

Cedric Hampton y Timothy Harrison
Superior le pagó a su empleado el grado y lo llevó a la ceremonia
/Foto: Facebook Ced Cool Hampton

Timothy Harrison es un joven que se hizo viral luego de que su jefe y compañeros de trabajo le ayudarán a realizar todos los trámites y le pagarán las entradas de la ceremonia para que se pudiese graduar, según informó The Washington Post .

De acuerdo con el medio, Harrison había pedido permiso días antes para asistir a su ceremonia. Sin embargo, sorprendió a su jefe y a sus compañeros al llegar ese día, como si nada, a trabajar a las 7 de la mañana.

Por lo que su superior, Cedric Hampton, le preguntó por qué motivo no estaba camino a su grado.

A lo que el joven le respondió que no iba a ir debido a que no tenía con quién asistir, ya que su familia no podía acudir, además no tenía ni toga, ni birrete, ni dinero con que pagar las entradas a la ceremonia.

Incluso Harrison ni había entregado los documentos necesarios para asistir al evento, ya que como no cumplía con ninguno de los requisitos anteriores, pensaba que de todas formas no se iba a graduar.

El superior al escuchar eso junto con los otros trabajadores del lugar, le ordenaron que fuera a la escuela a entregar los documentos necesarios para que él pudiese graduarse y que ellos se encargaban del resto.

Publicidad

“Le dije: ‘Vete a casa, consigue tu papeleo, llama a la escuela y nos encargaremos del resto’. Para mí, fue una obviedad. La graduación es una de esas cosas que puedes hacer una vez en la vida y cuando has trabajado todos estos años yendo a la escuela para tener ese momento, es necesario estar allí “, dijo Cedric.

Mientras el joven hacia el respectivo trámite, sus compañeros decidieron dividirse para conseguirle el birrete y la toga, además de otros artículos que requería el joven.

Posteriormente, su jefe lo llevó a la ceremonia, lo acompañó y le tomó fotos. Luego lo trajo al lugar de trabajo donde lo esperaban sus compañeros para realizarle una pequeña fiesta.

Definitivamente, aunque su familia de sangre no pudo asistir, su “familia laboral” no lo abandonó y estuvo ahí para celebrar y conmemorar el logro.

Mi familia laboral es útil y considerada. Se aseguran de que todos los que les rodean estén bien”, dijo Harrison.

Publicidad

Sigue a La Kalle  en Google y entérate de lo mejor de la música Sigue a La Kalle en Google y entérate de lo mejor de la música