Publicidad

Publicidad

Publicidad

La Kalle logo amarillo oficial footer
Entérate de lo más reciente en el mundo del entretenimiento al activar las notificaciones.
Quiero recibirlas
Tal vez más tarde

Publicidad

Superó el maltrato de su pareja y vende plátanos en Antioquia para pagar la universidad de su hija

"Eso era golpe a la noche, golpe a la comida y golpe al desayuno, hasta que un día decidí irme", dijo esta valerosa mujer que superó el maltrato de su ex y salió adelante.

Marcela emprendedora en Envigado.jpg
Mujer vende plátanos en la calle para pagar la universidad de su hija
/Foto: Marcela - Maduros mi cliente - Tulio Recomienda

Marcela vive en Envigado, Antioquia. Es una valiente mujer colombiana que ha sabido salirle al paso a las difíciles situaciones que le ha tocado vivir para demostrar que se puede salir adelante y prosperar.

En una entrevista que le hizo el reconocido influenciador gastronómico Tulio Recomienda, ella aseguró que ha levantado a sus hijas a punta de "plátano aplastado" que lleva queso rallado y bocadillo con salsas. Pero, además, esta mujer supero una terrible época de maltrato por parte de su expareja sentimental.

"Yo tenía mi pareja y el hombre era maltratador. Me tenía todos los lujos , pero a cambio de esos lujos era golpe en la noche, golpe a la comida y golpe al desayuno. Puro maltrato físico y verbal. Un día decidí irme y dijo que quién me iba a parar bolas a mí con dos hijas. Oiga no necesité que nadie me parara bolas, sino de salir adelante y guerrear con esas muchachitas y decidí salir a la calle a guerrear", dijo Marcela.

Aseguró que comenzó subiéndose a los buses y vendiendo en un carro de comidas rápidas que le regalaron. Hoy tiene un negocio en Envigado llamado 'Maduros mi cliente' que es muy visitado hasta por extranjeros maravillados con el sabor.

Marcela también recalca que su energía positiva es la que ha ayudado a progresar, pues su carisma es único y los clientes siempre vuelven por más.

Publicidad

"Como siempre yo soy con exagerada energía. A mí de energía positiva yo electrocuto papá", dijo entre risas.

Marcela tiene dos hijas. Su hija mayor está en la universidad estudiando medicina y con su negocio le paga los estudios.

"Claro que se puede. Hay gente que dice que le da vergüenza vender en la calle. Vergüenza le debe estar dando la que sabemos por ahí. Con fe uno lucha y sale adelante", dijo.

Sigue a La Kalle  en Google y entérate de lo mejor de la música Sigue a La Kalle en Google y entérate de lo mejor de la música