Publicidad

Publicidad

Publicidad

La Kalle logo amarillo oficial footer
Entérate de lo más reciente en el mundo del entretenimiento al activar las notificaciones.
Quiero recibirlas
Tal vez más tarde

Publicidad

Después de dormir 21 años con su esposa muerta, por fin decidió despedirse de ella

La llegada de la vejez ha hecho que el hombre reflexione al respecto y tome la decisión

Ataud
Ataud
/Getty Images/

Asumir la muerte de un familiar cercano es quizá una de las cosas más difíciles a las que un ser humano debe enfrentarse; además es preciso señalar que el apego se convierte en una fuente de sufrimiento que complica muchísimo más la situación, pues el saber que nunca más volveremos a tener cerca a esa persona causa mucho dolor.

Así que como método de escape, muchas personas acuden a acciones desesperadas y un tanto descabelladas como las del protagonista de esta historia.
Se trata de un hombre Tailandés que vivió 21 años con su esposa muerta. La mujer que falleció en el 2001 por problemas de salud, fue embalsamada por el sujeto que por mucho tiempo se negó a afrontar el duelo, y vivir con su ausencia.

Publicidad

Sin embargo, ahora que el hombre cumplió 72 años, y ha tenido que ser testigo de como su salud se ha debilitado, ha empezado a ser consciente que las posibilidades de encontrarse con la muerte son cada vez mayores. Por lo tanto, como muestra de amor y responsabilidad por su esposa el tailandés identificado como Charn Janwatchakal, decidió acudir a una fundación llamada Phet Kasem Bangkok para que por favor le ayudaran con la incineración del cuerpo de su amada ya que temé que nadie pueda hacerse cargo de ella en caso de que él muera.

La historia se hizo viral, y los portavoces de la fundación informaron a través de su página oficial de Facebook que cuando visitaron a Charn por primera vez, notaron que el cuerpo de su esposa reposaba dentro de un féretro. Así mismo, señalaron que lo que el hombre había decidido hacer era legal, porque en el momento del deceso de la mujer él había declarado su fallecimiento.

Publicidad

Respecto a la incineración del cuerpo de la mujer, cabe resaltar que voluntarios de la fundación organizaron el pasado sábado una ceremonia budista en un templo ubicado en el noreste de la capital, donde se le entregaron las cenizas a Charn quien antes de que sacaran el féretro de su casa, le dedicó unas palabras al cuerpo de su amada esposa.

"Todavía te echo de menos cada minuto y mi amor por ti no ha cambiado".

Publicidad

Sigue a La Kalle  en Google y entérate de lo mejor de la música Sigue a La Kalle en Google y entérate de lo mejor de la música