Publicidad

Publicidad

Publicidad

La Kalle logo amarillo oficial footer
Entérate de lo más reciente en el mundo del entretenimiento al activar las notificaciones.
Quiero recibirlas
Tal vez más tarde

Publicidad

“No lava, no plancha y no cocina", hombre desesperado exige divorciarse de su esposa en Italia

Según el sujeto, quería separarse de su esposa porque se negaba a hacer las tareas domésticas. Sin embargo, el juez le negó el divorcio, pues nunca hicieron un contrato que especificara que ella se iba a encargar de hacerlo sola.

Deberes del hogar
“No lava, no plancha y no cocina", hombre desesperado exige divorciarse de su esposa en Italia
/Foto: Pixabay

Recientemente, sorprendió el caso de un hombre que le pidió el divorcio a su esposa porque no le hacía las labores domésticas de la casa, según informó el diario la Republica de Italia .

De acuerdo con el juez del caso, Paolo Rizzi, el hombre bajo el argumento de que su mujer no hacía nada en el hogar pretendía separarse.

Mi mujer no lava, no plancha y no cocina: quiero una separación”, dijo.

Sin embargo, le salió el tiro por la culata, pues no pudo comprobar que dichas tareas domésticas, como lavar, planchar y cocinar, sean responsabilidades acordados por ambos para ella, pues nunca hicieron un contrato cuando se casaron que especificara que la mujer era quien se iba a encargar de hacer los deberes.

Asimismo, el juez le dejó claro que cuando se casan dos personas, adquieren mutuamente las responsabilidades por mitad, por lo tanto no le podía ceder el divorcio.

Con el matrimonio, el marido y la mujer adquieren los mismos derechos y asumen los mismos deberes. Del matrimonio deriva la obligación mutua de fidelidad, asistencia moral y material, colaboración en interés de la familia y convivencia. Ambos cónyuges están obligados, cada uno en relación con su propio patrimonio y su capacidad para trabajar profesionalmente o en casa para contribuir a las necesidades de la familia”, dijo el juez.

Publicidad

Y eso no es todo, el funcionario expresó lo aberrante de la petición, pues para él, basándose en las leyes, eso es sometimiento.

“No es admisible una situación de sometimiento de uno para realizar labores de mero cuidado del orden doméstico, a lo que, además, se requiere también a los niños, con miras a una educación responsable”, puntualizó.

Sigue a La Kalle  en Google y entérate de lo mejor de la música Sigue a La Kalle en Google y entérate de lo mejor de la música