Publicidad

Publicidad

Publicidad

La Kalle logo amarillo oficial footer
Entérate de lo más reciente en el mundo del entretenimiento al activar las notificaciones.
Quiero recibirlas
Tal vez más tarde

Publicidad

“Soy ama de casa y taxista”: madre soltera muestra su lucha diaria por sobrevivir en Bogotá

La mujer contó que gracias a su honradez en su trabajo como taxista, ganó una vez una suma de dinero que, sin duda, le envió Dios para cubrir una cuota al banco.

Fanny Mora, es una taxista muestra de la increíble superación personal, pues a pesar de ser madre soltera y abuela, recorre las calles de Bogotá para ganarse la vida.

“Tengo tres hijos y dos nietecitos, llevo como taxista tres años. Llego a la profesión a través de mi hermana porque también es taxista. Ella lleva 10 años y la verdad yo tenía una empresa que por alguna situación de la vida tuve que cerrarla. Me quedé sin trabajo y pues ella me aconsejó que cogiera un taxi, que era un muy buen negocio”, dijo Fanny.

De acuerdo con la mujer, no fue fácil entrar a trabajar como taxista. Incluso, su hermana se lo dijo, pero para ella nada es imposible porque es una luchadora.

“Mi hermana también me decía que tenga mucha paciencia porque al principio se va a perder, no va a encontrar las direcciones. Toca que le diga al cliente que por favor le indiqué los sitios. Gracias a Dios, en estos tres años jamás nunca he tenido ningún susto ni me ha pasado nada”, expresó.

Asimismo, Fanny manifestó que a veces en este mundo del transporte público existe discriminación. Sin embargo, la mayoría de taxistas que ha conocido son súper caballerosos y le ceden hasta el paso.

A veces sí un poquito la discriminación por ser mujer, aunque la mayoría de taxistas hombres son muy caballerosos, eso sí lo digo, están muy pendientes de colaborarle a uno, le ceden el paso”, agregó.

Publicidad

Según la conductora, algo bonito que le ha pasado durante su trabajo es que una vez trasladó a un muchacho que estaba tomado y que se quedó dormido en el taxi y que luego cuando llegó al lugar donde le había indicado terminó dejando su celular.

Cuando al otro día le marcan desde ese dispositivo, ella contesta y pregunta por la dirección del joven para devolvérselo, posteriormente lo devuelve y el joven le da una suma de dinero como agradecimiento, pues en dicho dispositivo tecnológico tenía información muy importante.

Yo nunca pensé recibir ninguna retribución, solo el agradecimiento. Cuando el muchacho sacó $300.000 pesos y me los dio y yo le dije- “¿por qué me vas a dar esa plata?”- y él me dijo: -“para mi ese celular era muy importante y te mereces los 300,000 porque fuiste muy honrada y me volviste el celular”. Ese día fue una sorpresa muy grande porque además tenía una cuota por pagar y no la había podido completar, entonces pues yo digo que Dios es muy grande y a veces le pone ángeles a uno en el camino”, sostuvo.

Finalmente, la taxista pidió a las mujeres no rendirse nunca, pues a pesar de lo difícil que sea el camino, no hay nada imposible y lo importante es seguir adelante.

Yo le digo a las mujeres que sean emprendedoras, que sean berracas, que no se dejen abatir por las situaciones de la vida, que todo a uno no le va a salir perfecto, pero uno debe tomarlo con la mejor actitud, si no se pudo con una cosa se hace otra, pero siempre echar para adelante”, puntualizó.

Sigue a La Kalle  en Google y entérate de lo mejor de la música Sigue a La Kalle en Google y entérate de lo mejor de la música