Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

La Kalle logo amarillo oficial footer
Entérate de lo más reciente en el mundo del entretenimiento al activar las notificaciones.
Quiero recibirlas
Tal vez más tarde

Publicidad

Colombiano fue despedido en Estados Unidos por pedirle un autógrafo a Messi

El astro argentino despierta todo tipo de reacciones, pero algunas de ellas no son del todo buenas.

Messi, futbolista argentino
Messi, futbolista argentino
/Foto: AFP

Lionel Messi llegó a Estados Unidos con la responsabilidad de sacar a su nuevo equipo de una mala racha, trabajo que hasta el momento ha cumplido a cabalidad, marcando varios goles y cambiando por completo la cara de su nuevo club, el Inter de Miami.

Pues bien, alrededor del astro argentino suceden muchas cosas, como por ejemplo la historia de un colombiano que perdió su trabajo solo por conocer al 'mejor del mundo' y pedirle un autógrafo.

Suscríbete a nuestro canal de WhatsApp y entérate de las noticias más importantes. Lo mejor del humor, farándula y artistas en un solo lugar:👉🏻 https://lc.cx/ZeG6t6

El protagonista de esta historia es Cristhian Salamanca, quien hace parte de los miles de colombianos que emigraron al país norteamericano en busca de mejores oportunidades de vida y en ese camino encontró trabajo en una empresa de aseo, la cual lo llevó hasta el DRV PNK stadium de la ciudad de Miami.

Publicidad

El joven le contó al medio argentino La Nación que su tarea era limpiar baños, pero para su sorpresa le tocó en la zona de los buses, donde al llegar comenzó su labor sin ningún problema. Todo comenzó cuando se percató de que el bus del Inter de Miami llegó y se parqueó en esa zona, donde los jugadores comenzaron a descender para enfrentar al Orlando City.

Fue en ese momento donde Salamanca vio a Lionel y según relató solo bastó con decirle: “ey, campeón del mundo”, con esa simple frase llamó su atención y como cualquier otra persona amante del fútbol le pidió que le regalara un autógrafo, a lo que el argentino accedió.

Publicidad

Pero justo después del sorprendente momento la seguridad del estadio se acercó a el de manera agresiva y lo sacaron del estadio, para minutos después informarle que ya no haría más parte de la empresa de aseo, una noticia que no le afectó mucho, ya que según él: “Vino la seguridad, me sacaron y me echaron de mi trabajo, pero valió la pena cada segundo”.

Te puede interesar: Abuelita recibe emotiva recompensa por su ayuda desinteresada

  • Publicidad