Publicidad

Publicidad

Publicidad

La Kalle logo amarillo oficial footer
Entérate de lo más reciente en el mundo del entretenimiento al activar las notificaciones.
Quiero recibirlas
Tal vez más tarde

Publicidad

Familiares de Gilberto Rodríguez Orejuela le dieron su último adiós

A la ceremonia sólo acudieron 60 personas que debían presentar su cédula para entrar

Gilberto Rodríguez Orejuela.jpg
Gilberto Rodríguez Orejuela
/ Foto: AFP

Gilberto Rodriguez Orejuela fue considerado uno de los hombres más poderosos y peligrosos del cartel de narcotráfico de Cali. Este viernes su cuerpo finalmente llegó a la ciudad, donde deseaba morir, sin embargo, su deseo no se hizo realidad puesto que todos los intentos que llevaron a cabo su familia, para que le rebajaran su pena, fueron fallidos.

El capo fue extraditado a Estados Unidos en el año 2004. Ahí debía cumplir con una pena de 30 años de cárcel, de los cuales alcanzó a vivir 18. Durante ese transcurso su salud sufrió varios quebrantos ya que padeció de hipertensión, diabetes, depresión y cáncer de próstata.

Publicidad

Sin embargo ninguno de esos fue el que le ocasionó la muerte. A Gilberto Rodríguez, lo visitó en su celda la muerte el 31 de Mayo, del año en curso. El motivo fue un cáncer que se alojó en su cerebro.

A través de una ceremonia silenciosa, sencilla, a la que sólo las personas más cercanas a la familia acudieron, sus seres más allegados se despidieron por última vez del hombre de 82 años, que pese a todo su currículum, siempre trato de evitar que los suyos se metieran en el escabroso negocio del cual él y su hermano hicieron parte.

La misa estuvo a cargo de los sacerdotes Óscar y Bernardo, y en medio de la ceremonia una de sus hijas realizó una intervención, leyendo la carta que envió su hermano Miguel, quien a través de ella le agradeció por haber sido un excelente hermano, padre, guía y una protección para toda la familia.

Publicidad

Sigue a La Kalle  en Google y entérate de lo mejor de la música Sigue a La Kalle en Google y entérate de lo mejor de la música