Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

La Kalle logo amarillo oficial footer
Entérate de lo más reciente en el mundo del entretenimiento al activar las notificaciones.
Quiero recibirlas
Tal vez más tarde

Publicidad

Por no pagar multas de tránsito han embargado a más de 18.000 ciudadanos

Con estas acciones se tiene proyectado recuperar una cartera que asciende a los $6.646 millones de pesos.

24153_Policía de transito // FOTO: AFP
Transito
Policía de transito // FOTO: AFP

18.841 es el número de deudores que se reportan por infracciones cometidas entre el 2016 y el 2021, al Código Nacional de Tránsito. Por ende, el ente regulador, es decir a Secretaría de Movilidad de Bogotá emitió la orden de embargar los productos bancarios y financieros de quienes no realicen el pago correspondiente.

El Distrito señaló que aunque estos ciudadanos morosos en un principio fueron motivados a realizar el pago de sus obligaciones a través de cobros persuasivos, estos llamados no fueron acatados.

Sebastián Cortés, director de Gestión de Cobro de la Secretaría de Movilidad de Bogotá, indicó que "es importante resaltar que a todos estos deudores se les embargó después de hacerse una gestión persuasiva importante, invitándolos al pago". En ese mismo renglón agregó: "ante la renuencia de efectuar el pago y por mandato, se inició un proceso de cobro coactivo librando y notificando los debidos mandamientos de pago y luego sí se procedió con los embargos".

Publicidad

En esta instancia entonces, vale la pena señalar que un ciudadano puede ser embargado por tener multas de tránsito o transporte sin pagar; saldos pendientes de deudas anteriores; acuerdos de pago en mora o por tener vehículos en los patios de la Secretaría Distrital de Movilidad y por lo tanto, este puede ser penalizado con el embargo de sus cuentas bancarias, bienes inmuebles, vehículos, salarios y hasta honorarios.

Así que la Secretaría de Movilidad realizó un llamado a los conductores de la capital del país para que respeten las normas de tránsito, para que de esta manera se eviten multas y problemas mayores como los cobros coactivos que pueden multiplicarse hasta por el doble del capital de la obligación, más sus respectivos intereses.

  • Publicidad