Publicidad

Publicidad

Publicidad

La Kalle logo amarillo oficial footer
Entérate de lo más reciente en el mundo del entretenimiento al activar las notificaciones.
Quiero recibirlas
Tal vez más tarde

Publicidad

¿Qué hacer si en la pareja hay uno que tiene más ganas que el otro?

La frecuencia en la que se tienen relaciones sexuales, falta de comunicación y otros factores pueden provocar este fenómeno en la pareja.

16038_La Kalle. Sexo en la primera cita / Foto: Getty Images
¿Qué hacer si en la pareja hay uno que tiene más ganas que el otro?
La Kalle. Sexo en la primera cita / Foto: Getty Images

En las relaciones de pareja, especialmente cuando se llevan varios años, hay ciertos factores que pueden afectar la líbido y desencadenar que uno de los miembros de la pareja tenga más ganas de tener sexo que el otro.

Los sexólogos recomiendan no culpar al miembro de la pareja que tiene bajo deseo sexual, sino lograr entender las razones y dialogar para encontrar soluciones.

Te puede interesar: ¡Ojo! Estas son las cosas que arruinan el sexo en la pareja

¿Qué se puede hacer en estos casos? 

Según los especialistas, eueden existir muchas razones para que esto ocurra, pero se pueden tener en cuenta algunas acciones para disminuir el problema: 

- Cero presión: No hay que presionar a quien tiene bajo deseo sexual y tampoco autopresionarse, pues eso solo traerá una sensación de irrespeto u obligación que no beneficia en nada. 

Publicidad

- Ponerse en los zapatos del otro: lograr empatía al escuchar y hablar de cómo nos sentimos puede ayudar mucho a que la intimidad mejore. 

- Premiar los avances: es importante no caer en reforzar lo negativo o castigar al otro. Siempre que se experiemntes cambios positivos, así sean mínimos, se debe agradecer y tener paciencia.

- Sensualidad al 100%: Es importante que la pareja se relaje y no sienta estrés. Las caricias, los besos, la estimulación con juegos previos pueden ayudar mucho a que fluya mejor. Si la persona con bajo deseo asocia todo con contacto sexual es mejor ir despacio.

-Cambios en el estilo de vida: cuando la rutina toca la puerta o nos dejamos ganar del estrés es probable que todo influya apra baje el apetito sexual. Meditar, hacer deporte, alimentarse sanamente y hacer actividades diferentes pueden abrirnos la mente y hacer que renazca el placer. SIn embargo, hay casos en que para muchas personas la ruta de escape al estrés es el sexo, por eso es importante autoevaluarse.

- Erotismo y autoplacer: la persona con bajo deseo sexual debe explorar sus sensaciones, quizás, con lectura erótica, música, entre otros elementos. Sin embargo, la persona que tiene demasiado apetito sexual puede probar con el autoplacer.

 

Publicidad

Sigue a La Kalle  en Google y entérate de lo mejor de la música Sigue a La Kalle en Google y entérate de lo mejor de la música