Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

La Kalle logo amarillo oficial footer
Entérate de lo más reciente en el mundo del entretenimiento al activar las notificaciones.
Quiero recibirlas
Tal vez más tarde

Publicidad

Dejó la escuela para ayudar a su mamá a vender pasteles en la calle y mantener a sus 7 hermanos

El menor quería seguir capacitándose, sin embargo, no tiene ni celular ni internet para conectarse a clases virtuales, por lo que optó por salir a las calles a vender comida que prepara su mamá, para así ayudarla con los gastos diarios.

niño dejó la escuela para vender pasteles.jpg
Niño dejó la escuela para vender pasateles
/Foto: Facebook Compreinozaffari

Nicolás es un niño que se hizo viralpor dejar sus estudios para salir a la calle a ayudarle a su mamá a trabajar para mantener a los otros 7 hermanos que tiene.

De acuerdo con alguien que publicó la historia del menor a través de redes, el niño trabaja vendiendo pasteles en la calle desde hace ya unas semanas.

Según le manifestó Nicolás, su madre no tiene los recursos para comprarle un computador e incluso mandar poner internet, ya que el dinero no le alcanza ni siquiera para comprar el alimento diario.

Por lo que mejor decidió abandonar la escuela y ponerse ayudarle a su madre, pues en estos momentos es más importante tener algo en la mesa para él, para su madre y siete hermanos, que acudir a un centro educativo.

Publicidad

Por eso, una vez su madre prepara unos ricos pasteles, sale a venderlos por todas las calles, mientras su mamá se hace cargo de los otros menores.

Sin embargo, alguien lo vio y le dio tristeza por lo que decidió compartir su historia, ya que quería que el menor regresara a clases a capacitarse como todo niño lo debe hacer.

Publicidad

De esta manera asegurándose de que el menor tenga un mejor futuro y así pueda ayudarle realmente a su familia.

Usuarios se conmovieron con su historia y recolectaron dinero con el cual le arreglaron la casa, ya que no tenían ni un solo mueble, le regalaron una computadora y les ayudaron a tener su propio carrito para que la madre salga a vender sus pasteles, y así tengan más recursos para comprar alimento y ropa.

Ahora el menor volvió a retomar las clases.

  • Publicidad