Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

La Kalle logo amarillo oficial footer
Entérate de lo más reciente en el mundo del entretenimiento al activar las notificaciones.
Quiero recibirlas
Tal vez más tarde

Publicidad

Las pesadillas: una bandera roja que nos puede estar alertando del parkinson

Un estudio revela que las pesadillas podrían anticiparnos que a futuro podríamos padecer esta enfermedad

Pesadilla
Pesadilla
/Getty Images

El Parkinson es una patología degenerativa del sistema nervioso central, que suele caracterizarse por temblores y falta de coordinación. Por lo general, es una enfermedad que suele tocar la puerta de quienes están llegando a la tercera edad sin embargo, existen una serie de señales que podrían alertarnos a tiempo, de que somos unos posibles opcionados a padecerla.

Resulta difícil de creer pero lo cierto es que tener constantemente pesadillas es una advertencia de que esta patología podría estarse acercando a nuestra puerta. Así lo reveló un estudio realizado por la Universidad de Birmingham, que se basó en una investigación que se llevó a cabo durante 12 años, en la que hombres adultos tuvieron que completar un cuestionario sobre su calidad de sueño.

"Si bien necesitamos llevar a cabo más investigaciones en esta área, identificar la importancia de las pesadillas podría indicar que las personas que experimentan cambios en sus sueños en la vejez -sin ningún desencadenante obvio- deben buscar atención médica", dijo el autor principal, Abidemi Otaiku.

Publicidad

Frente al tema, Anabel Chade, Jefa de la Clínica de Parkinson de Ineco manifiesta que "Las emociones negativas que producen los sueños han sido correlacionadas con la desactivación de estructuras específicas del cerebro, como la corteza prefrontal (...) El ciclo sueño-vigilia se altera y, así, los pacientes tienen variados trastornos del sueño como insomnio, somnolencia diurna, alteraciones del ritmo circadiano, sueños vívidos".

"El trastorno del sueño asociado al REM se considera un biomarcador. El depósito anormal de una proteína llamada alfasinucleína en forma progresiva, que se produce en la enfermedad de Parkinson, altera el circuito del sueño en forma temprana", puntualizó la profesional.

Publicidad

Sin embargo, estas no son las únicas complicaciones. Dentro de la lista de síntomas también se encuentra la dificultad para pensar, depresión, problemas para tragar, estreñimiento, cansancio, dolor disfunción sexual y cambios en la presión arterial.

  • Publicidad