Publicidad

Publicidad

Publicidad

La Kalle logo amarillo oficial footer
Entérate de lo más reciente en el mundo del entretenimiento al activar las notificaciones.
Quiero recibirlas
Tal vez más tarde

Publicidad

Cerca de 300 pingüinos murieron tras ser atacados con la excavadora de una obra ilegal

El responsable también aplastó más de 146 nidos.

Pingüino de Magallanes
El criminal aún no ha sido capturado.
MARTIN BERNETTI/AFP

El Gobierno de la sureña provincia argentina de Chubut radicó una denuncia ante la Justicia por la matanza de pichones de pingüino y la destrucción de nidos de esa especie de aves en un sitio cercano al área natural protegida de Punta Tombo, informaron este martes fuentes oficiales.

Según detalles ofrecidos, la muerte de los animales se asocia a la apertura de un camino con una excavadora y la construcción de un alambrado electrificado dentro de una propiedad privada cercana al mar.

Publicidad

El ministro de Turismo y Áreas Protegidas de Chubut, Néstor García, sostuvo que se trata de "un hecho extremadamente grave" y una falta a las leyes de protección de la fauna y de los recursos naturales, por lo que el Gobierno provincial decidió presentar una denuncia penal para que intervenga la Justicia.

García explicó que se trata de un área de "alta densidad" de presencia de pingüinos "que ahora está cortada en el medio por un camino, y un alambrado con energía", lo que hace que "el pingüino no pueda pasar a concretar su ciclo alimenticio".

"La especie, cuando tiene a sus dos crías, uno va a buscar alimento, el otro se queda a cuidar la cría, y es un tránsito permanente, y estaba impedido de hacer ese tránsito", explicó.

Publicidad

Dicha obra ilegal, tanto por aplastamiento y posterior compactación del terreno, como por el depósito de material extraído con una pala mecánica sobre nidos linderos al camino, afectó a 146 nidos con dos huevos por cada pareja y provocando la muerte por inanición de pichones que no pueden ser alimentados.

Publicidad


Autoridades determinaron que en el lugar se ha abierto un amplio trazado, de aproximadamente unos 700 metros de longitud por unos 3 metros de ancho, desmontando toda la vegetación nativa.

"Se estima un total de 292 pichones muertos y/o huevos destruidos, sin poder estimar aún el número de adultos que pudieron haber resultado aplastados por las máquinas dentro de sus nidos", precisa la investigación del biólogo.

Sigue a La Kalle  en Google y entérate de lo mejor de la música Sigue a La Kalle en Google y entérate de lo mejor de la música