NOTICIAS

Mitos y verdades sobre el coronavirus en perros y gatos

Mitos y verdades sobre coronavirus en mascotas - Foto Pixabay

Veterinarios expertos aclaran el tema, pues ha sido mucha la desinformación que pone en peligro a las mascotas.


Por: Redacción digital La Kalle

A propósito de la declaración de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que estableció que el nuevo coronavirus COVID-19 ya es una pandemia, los médicos veterinarios del Programa Ciencia de Gabrica crean la guía básica para evitar que la desinformación y el pánico afecten a las mascotas, que pueden terminar siendo víctimas de abandono.

 

A través de redes sociales se ha difundido información que ha llevado a creer que la relación o cercanía con los perros o con los gatos es considerada un riesgo frente al contagio del COVID-19. Por eso, los veterinarios expertos en mascotas de Gabrica aclaran todos los mitos y verdades frente a las mascotas en este tema.

 

Te puede interesar: El perro que da tierno abrazo a su ‘hermano’ gato para demostrarle su amor

 

  • Lo primero que debe conocer un padre de mascota es que los coronavirus son una gran familia de virus conformada por diferentes cepas y cada una de ellas puede afectar a diferentes especies.

 

  • Es importante tener en cuenta que los coronavirus han existido durante muchos años y que tanto nosotros, como nuestros perros y gatos, siempre hemos estado expuestos a alguno de ellos, pasando desapercibidos como episodios de gripa y en el caso de nuestras mascotas generando problemas específicos según la especie.

 

  • Frente al COVID-19  que inició en Wuhan, China, se debe aclarar que este corresponde a una nueva cepa que anteriormente no había sido identificada entre las que impactan a los humanos.

 

  • Referente a este se debe mencionar que hasta el momento no ha sido confirmado su origen, pese a que se sospecha que este virus pudo presentarse luego de mutar presuntamente de animales silvestres vivos (murciélagos, serpientes, civeta, erizos, pequeños felinos, entre otros) que estaban en malas condiciones en plazas de mercado para el consumo humano en China. Lo que permitió su diseminación y luego inició la transmisión entre personas.

 

  • Se debe aclarar que ha circulado en algunos medios un presunto reporte de COVBID-19 en un perro de Hong-Kong, pero a través de fuentes oficiales como la OMS no se ha confirmado que corresponda a un caso de antropozoonosis de este virus (Transmisión del virus de humanos a animales). Sin embargo, hay que tener en cuenta que debido a las partículas que se esparcen en el aire, generadas por una persona infectada, sobre cualquier individuo u objeto, incluyendo a los perros, a los gatos u a otros animales o personas, este podría presentar títulos bajos del virus debido al contacto, siendo un posible transmisor o foco accidental sin necesidad de desarrollar la enfermedad. Es preciso indicar que esto continúa bajo estudio.

 

  • Si en una visita al veterinario una mascota es diagnosticada con coronavirus, no se debe generar alarma asociándola con el COVID-19 que está afectando a los humanos; puesto que en los animales de compañía el coronavirus es producido por una cepa específica de los perros (CCV) y una de los gatos (CoVF), las cuáles no se pueden transmitir a los humanos (zoonóticas). Es importante aclarar que estas enfermedades en las mascotas no están relacionadas con el  COVID-19. 

 

  • En el caso de los perros, el Coronavirus canino (CCV) es un virus que se transmite exclusivamente en perros y genera principalmente enfermedad gastrointestinal, aunque también puede ocasionar una afectación respiratoria. 

 

  • El Coronavirus Felino (CoVF) se trata de un virus únicamente de los gatos, que genera una enfermedad conocida como Peritonitis Infecciosa Felina (PIF), la cual lastimosamente no tiene cura.

 

  • La mejor herramienta para controlar este tipo de enfermedades en las mascotas es la prevención. Para perros existe como medida preventiva la vacuna contra el coronavirus canino (CCV) que puede estar incluida en el esquema de vacunación que Zoetis tiene para perros. Para los gatos, lastimosamente no hay una vacuna disponible. Es por esto que las medidas de prevención están relacionadas con evitar el contacto de nuestras mascotas con gatos callejeros, además de llevar a cabo técnicas de higiene básicas como la limpieza diaria del arenero, no tener una sobrepoblación de gatos dentro de las casas y realizar controles periódicos con tu médico veterinario.

 

 

 

 

Temas relacionados:

COMENTARIOS

Reducir player
Imagen
Icono Señal en VivoEMISIÓN EN VIVO
Retrocede Audio
Adelantar Audio
Volumen
Compartir La Kalle