Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

La Kalle logo amarillo oficial footer
Entérate de lo más reciente en el mundo del entretenimiento al activar las notificaciones.
Quiero recibirlas
Tal vez más tarde

Publicidad

Tus rasgos faciales determinan percepción de a qué clase social perteneces

Se dice que, según los rasgos faciales, se puede inferir sobre el estrato social y las competencias de cada persona; algo que continúa estando atado a los prejuicios sociales.

Reunión de amigos
Reunión de amigos
/ FOTO: Getty Images

Los rasgos y la forma de nuestra cara, la boca y el tono de piel pueden ser factores determinantes en cómo percibimos la clase social y la competencia de las personas, según un reciente estudio llevado a cabo en la Universidad de Glasgow, en Escocia.

Publicado en la prestigiosa revista 'Journal of Experimental Psychology: General', la investigación arroja luz sobre la conexión entre ciertos rasgos faciales y los estereotipos asociados a la clase social.

Para este estudio innovador, liderado por la Facultad de Psicología y Neurociencia de la Universidad de Glasgow, se consultó a 60 voluntarios de raza blanca. Estos participantes evaluaron 2.400 rostros realistas, tanto masculinos como femeninos, generados por ordenador. La mitad de los participantes, provenientes del Reino Unido, compartieron sus percepciones sobre la clase social, mientras que los otros 30, de diversas culturas occidentales, evaluaron aspectos como competencia, confiabilidad, autoridad y calidez.

Los resultados, obtenidos a través de una escala del 1 al 7 que abordaba criterios como la riqueza percibida o la competencia, revelaron patrones fascinantes.

Publicidad

Las caras asociadas con niveles socioeconómicos más bajos exhibieron rasgos distintivos, como mayor anchura, menor tamaño y una apariencia más plana. Características como bocas caídas y tonos de piel más oscuros también contribuyeron a la percepción de incompetencia, frialdad y falta de confianza.

En contraste, los rostros percibidos como pertenecientes a individuos de clases sociales más altas se caracterizaron por ser más estrechos y largos, con bocas hacia arriba y tonos de piel más claros. Estos rasgos se asociaron positivamente con competencia, calidez y confiabilidad.

Publicidad

Rachael E. Jack, especialista en Cognición Social Computacional, comentó sobre el estudio, afirmando: "Nuestra investigación demuestra cómo ciertos atributos faciales desempeñan un papel fundamental al conectar las percepciones de clase social con los estereotipos asociados a ella".

Thora Bjornsdottir, líder del estudio y actualmente en la Universidad de Stirling, subrayó la influencia cultural en la formación de estereotipos. "Las culturas occidentales tienden a estereotipar a las personas de clase baja como incompetentes, y los rasgos faciales asociados con la incompetencia afectan el juicio sobre la clase social", explicó.

En resumen, este estudio resalta cómo los estereotipos locales contribuyen a la relación entre ciertos rasgos faciales y la percepción de la clase social, brindando una visión reveladora sobre cómo nuestras percepciones pueden estar influenciadas por la apariencia facial.

Puedes ver:

Ela Prieto se inspiró en sus canciones tras tremendas tusas

Publicidad

  • Publicidad