Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

La Kalle logo amarillo oficial footer
Entérate de lo más reciente en el mundo del entretenimiento al activar las notificaciones.
Quiero recibirlas
Tal vez más tarde

Publicidad

Cómo lavar los platos sin esfuerzo: 10 consejos para una vajilla limpia y brillante

Te compartiremos algunos tips para que puedas ejecutar esta actividad con mayor facilidad y sin tanto estrés.

Platos sucios
/Getty Images

Para muchas personas, lavar la loza resulta una de las tareas más ‘engorrosas’ y aburridas que pueda existir. Sin embargo, hacerlo es inevitable, pues necesitamos que ésta esté limpia en diferentes momentos del día para servir en ella los alimentos.

Es por eso, que con el fin de ayudarte a que esta tarea deje de significar un martirio para ti, hoy te compartiremos algunos tips para que puedas ejecutar esta actividad con mayor facilidad y sin tanto estrés.

  • Lava los platos a medida que los usas: Hacerlo evitará que se haga una torre que te haga pensar que no terminarás nunca de limpiarlos.
  • Elimina los restos de comida antes de lavar los platos: Esto hará que el proceso de limpieza sea más rápido y fácil. Además, si eres una persona ‘asquienta’ evitarás pasar un mal rato.
  • Usa un detergente suave: Los detergentes fuertes pueden dañar los platos y además generarán resequedad en tus manos.
  • Seca los platos inmediatamente después de lavarlos: Esto evitará que se formen manchas de agua y además, ahorrarás tiempo de tu día.
  • Acompaña esta actividad con tu música favorita o un buen podcast: Esto hará que tu cerebro no centre su atención en lo aburrido que te puede resultar limpiar los platos y te dará la sensación que el tiempo pasó 'volando'.
  • Convierte el hecho de lavar los platos en una actividad social: Limpia la loza acompañada o acompañado de un amigo o un familiar; esto hará que el proceso sea más rápido y divertido.

Dice un dicho popular que ' el perezoso trabaja doble' así que fíjate muy bien en que hayas retirado toda la suciedad. Para evitar que queden impregnados algunos olores fuertes como por el ejemplo del huevo, al finalizar de lavar toda la loza, échale agua tibia y después seca muy bien cada pieza.
Quizá este video te puede interesar:

Publicidad

  • Publicidad