Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

La Kalle logo amarillo oficial footer
Entérate de lo más reciente en el mundo del entretenimiento al activar las notificaciones.
Quiero recibirlas
Tal vez más tarde

Publicidad

Tips fáciles para que la cebolla larga dure más tiempo fresca

Te presentamos algunos consejos prácticos para prolongar la vida útil de la cebolla larga en tu nevera.

Cebolla
Tips para que la cebolla se conserve más tiempo
Getty Images

La cebolla larga, también conocida en otros países como cebolla de verdeo, es un ingrediente versátil y delicioso que agrega sabor a una variedad de platos. Sin embargo, suelen presentarse desafíos al almacenarla para que se conserve fresca por más tiempo. En La Kalle, te presentamos algunos consejos prácticos para prolongar la vida útil de la cebolla larga en tu nevera:

1. Almacenamiento correcto:

Guarde la cebolla larga en el cajón para verduras de la nevera. Este cajón mantiene un nivel de humedad óptimo para las verduras, ayudando a prevenir que la cebolla se seque y pierda su frescura.

2. Bolsa perforada:

Coloca la cebolla larga en una bolsa de plástico perforada antes de guardarla en la nevera. Las perforaciones permitirán una circulación de aire adecuada, evitando la acumulación de humedad que puede provocar que se pudra.

3. Separa las hojas:

Si la cebolla larga tiene varias capas, separa suavemente las hojas antes de almacenarla. Esto ayuda a evitar que la humedad quede atrapada entre las capas, reduciendo el riesgo de deterioro.

Publicidad

4. Evita la proximidad con otros vegetales:


Evita almacenar la cebolla larga cerca de otros vegetales, especialmente aquellos que emiten gases etileno, como las manzanas y los plátanos. El etileno puede acelerar el proceso de maduración y deterioro de la cebolla.

Publicidad


5. Limpieza previa:


Antes de guardar la cebolla larga en la nevera, asegúrate de limpiarla y secarla correctamente. Elimina cualquier suciedad o residuo para prevenir la proliferación de bacterias y hongos.

6. Refrigeración Rápida:

Si compras cebolla larga fresca, guárdala en la nevera lo antes posible después de comprarla. La refrigeración rápida ayuda a mantener la frescura y sabor original.

7. Conservación en recipientes herméticos:


Si decides cortar la cebolla larga en trozos más pequeños, almacénalos en un recipiente hermético en la nevera. Esto ayuda a preservar su frescura y evita que se impregnen olores no deseados.

8. Utiliza el congelador para almacenamiento a largo plazo:

Si no planeas utilizar la cebolla larga en el corto plazo, considera congelarla. Puedes cortarla en rodajas o trozos y guardarla en bolsas para congelador. Recuerda etiquetarlas para facilitar su identificación.

Publicidad

Siguiendo estos consejos, podrás disfrutar de cebollas largas frescas y sabrosas durante más tiempo, asegurando que estén listas para realzar tus platos favoritos en cualquier momento.

Te puede interesar este video:

Publicidad

Publicidad

Publicidad

  • Publicidad