Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

La Kalle logo amarillo oficial footer
Entérate de lo más reciente en el mundo del entretenimiento al activar las notificaciones.
Quiero recibirlas
Tal vez más tarde

Publicidad

Vergonzoso momento de hombre venezolano buscando un choripán

El joven nunca pensó que viviría una de las experiencias más penosas de su vida buscando algo para comer.

Venezolano compra choripán en una reunión familiar
Venezolano compra choripán en una reunión familiar
/Foto: Getty Images y Captura de video TikTok @greguiventura

En las últimas horas, se ha hecho viral un video en la plataforma TikTok, donde el usuario @gregaventuras relató el vergonzoso momento que vivió cuando buscando algo de comer se topó con un lugar donde preparaban choripán, un tradicional plato de la nación Argentina.

Al parecer el joven es de origen venezolano, pero se encuentra en Argentina viviendo una nueva vida, ya que al inicio del video da un breve contexto para poner a todos en situación. El hombre inicia diciendo que trabaja como Uber y que después de un largo día de trabajo tenía mucha hambre, razón por la cual decidió buscar algo rápido de comer.

En medio de su búsqueda vio a un grupo de personas en la calle, que estaban comiendo choripán, por lo que él se acercó y pidió uno: “Yo estaba trabajado con Uber y tenía mucha hambre, pero mucha hambre. Y entonces, estoy buscando un sitio por donde comer, y veo una parrilla donde están haciendo choripanes. Voy y estaciono el carro y me acerco. Estaba un grupo de gente allá afuera, y digo ‘hola, buenas noches, ¿me dan un choripán?’”, indica el joven en el video.

De la nada una de las mujeres se acerca y le pregunta si él conoce a una persona, a lo que él le dice que no y de la casa sale un compatriota y lo saluda como se saluda cualquier persona en la calle. Él sentía que había algo raro y otra persona le dice que si no conoce a ese joven quién lo había invitado, ya que era una reunión familiar por el día del padre.

Publicidad

Apenado y con sorpresa, el joven les confiesa que él pensó que era un puesto de chori perro y que como tenía tanta hambre se bajó a comprar uno, lo que desató la risa de todos los asistentes: "Disculpe, cuánto te debo, le pregunte y me dijo 'No, che deja, tranquilo, no me pagués nada', Argentina, un país lleno de gente linda".

Te puede interesar: En La Kalle reconocemos a los kallejeros de buen corazón

Publicidad

  • Publicidad