JUDICIALES

Qué joyita: mató a la novia a puñaladas y después se le comió el cerebro

Foto: Departamento de Justicia de Estados Unidos

La justicia determinó que el hombre debe pudrirse en una cárcel y que nunca más disfrutará de la libertad.


Por: Redacción digital La Kalle

A cadena perpetua fue condenado un hombre que mató a la novia y después se comió su cerebro. El caso se registró en Jefferson, Indiana (Estados Unidos) y según los investigadores supera cualquier película de terror.

 

El asesino, Joseph Oberhansley de 39 años, no solo mató a su novia Tammy Jo Banton con más de 25 heridas de arma blanca y canibalizó el cuerpo, sino que además aseguró que el crimen fue cometido por dos afrodescendientes, lo que finalmente se demostró que no fue cierto.

 

Foto: Departamento de Justicia de Estados Unidos

 

Te puede interesar: ¿Las ha visto y lo ha sentido? Estas son las series que fomentan las ganas de tener sexo

 

Por si fuera poco el prontuario, años antes el peligroso criminal baleó a su propia madre y ya había matado a una pareja.

 

El homicidio de Tammy Jo Banton se registró en 2014, pero antes Oberhansley había pagado 12 años de cárcel por el homicidio de su otra novia.

Temas relacionados:

COMENTARIOS

Reducir player
Imagen
Icono Señal en VivoEMISIÓN EN VIVO
Retrocede Audio
Adelantar Audio
Volumen
Compartir La Kalle