Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

La Kalle logo amarillo oficial footer
Entérate de lo más reciente en el mundo del entretenimiento al activar las notificaciones.
Quiero recibirlas
Tal vez más tarde

Publicidad

Murió la mujer que estaba grave tras liposucción de garaje

Luego de hacer el procedimiento, la mujer que se desempeñaba como guarda de seguridad, tuvo que ir de urgencias a un centro asistencial.

Hace aproximadamente una semana se conoció la historia de una mujer que se sometió a un procedimiento estético en el sur de la ciudad, el cual al parecer fue hecho por personas que no tenían los permisos para intervenirla quirúrgicamente, ni tampoco los conocimientos necesarios, derivando en una grave infección que lastimosamente le costó la vida.

Todo comenzó cuando la mujer encontró por internet un establecimiento dedicado a procedimientos estéticos, donde le ofrecieron la liposucción, el lugar ubicado en la localidad de Usme, le cobró $1.800.000, valor que canceló y con apenas una valoración la intervinieron.

Al parecer fue una cirugía ambulatoria, por lo que la mujer se fue a su casa para seguir con los cuidados del procedimiento, pero tan solo un día después comenzó a sentirse mal, motivo por el que acudió de urgencia a un centro asistencial, donde los profesionales de la salud diagnosticaron una gangrena en el abdomen, lo que provoco infecciones en su cuerpo que terminarían con su vida.

Los familiares de la víctima dicen que no hay respuestas claras por parte de los propietarios del establecimiento, ya que al parecer indican que la responsable es una supuesta especialista que contrataron, pero que está prófuga de la justicia.

Publicidad

La hermana de la mujer habló con el periodista Edward Porras del Ojo de la noche y afirmó que: "Hasta el momento no he tenido contacto con la señora, pero pues ella está saliendo por redes sociales, lavándose las manos, diciendo que no tuvo nada que ver, pero eso es falso porque ella le vendió la idea a mi hermana, la trajo con engaños y mentiras. le ofreció un procedimiento que finalmente ella sabía de qué le estaba hablando", haciendo alusión a la dueña del establecimiento.

Aparentemente la propietaria del local y su hija, le dieron el poder a un abogado para que las representara, el cual dijo que: "La señora (propietaria) desconocía que clase de procedimiento iba a realizar la médica cirujana, de hecho desconocía que ese procedimiento era tan invasivo, por esa razón no había tramitado ningún permiso ante la autoridad de salud, porque el objeto social de su establecimiento de comercio era prestar servicios de estética y no realizar ningún procedimiento quirúrgico".

Publicidad

Te puede interesar: Las piroperas de La Kalle se metieron a una obra de construcción

  • Publicidad