Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

La Kalle logo amarillo oficial footer
Entérate de lo más reciente en el mundo del entretenimiento al activar las notificaciones.
Quiero recibirlas
Tal vez más tarde

Publicidad

Lluvia de Memes por la llegada de Carlos III y Camila Parker al trono: Lady Di sigue presente

Los internautas parecen no perdonarle a Carlos haber marcado un capítulo de la vida de la princesa Diana de Gales con infelicidad y engaño

Carlos III y Camila Parker
Twitter

Este sábado 6 de mayo se llevó a cabo la coronación de Carlos III y su esposa Camila Parker, como reyes del Reino Unido. En las calles de Londres cientos de personas se reunieron para ovacionarlo mientras hacía su recorrido en una llamativa carroza, aunque también al lugar llegaron un grupo de personas que al parecer no están muy de acuerdo que lo proclamen rey, pues en sus manos portaban pancartas con fotos de su exesposa fallecida la princesa Diana, y frases como "No te queremos como nuestro rey".

Y es que pese a que han pasado ya casi tres décadas de la infortunada muerte de la princesa Diana de Gales, hay quienes siguen teniendo muy presente que un capítulo de su vida estuvo marcado por la infidelidad y por ende la infelicidad que le generó Carlos, quien según cuentan algunos documentales, siempre estuvo realmente enamorado de Camila.

Es así entonces como hoy en día el hombre junto a Parker son unas figuras de 'amores y odios', por lo que su llegada al trono ha generado todo tipo de reacciones, que como era de esperarse, no iban a pasar desapercibidas en lasredes sociales, donde internautas de diversas nacionalidades han compartido un río de memes que hacen referencia al rechazo que muchos sienten frente al hecho de que ahora se conviertan en reyes.

Sin embargo muchos también aprovecharon para manifestar la alegría y el 'fresquito' que sienten de que de alguna manera la princesa siga presente, aunque físicamente ya no esté; pues Kate Middleton, esposa del príncipe William por ejemplo, hizo que muchos la recordaran al presentarse a la ceremonia con unos aretes que le pertenecían a su suegra.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

  • Publicidad