Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

La Kalle logo amarillo oficial footer
Entérate de lo más reciente en el mundo del entretenimiento al activar las notificaciones.
Quiero recibirlas
Tal vez más tarde

Publicidad

Asegura que se enamoró de un fantasma; no lo ha podido olvidar

La mujer de 69 años relató que después de conocerlo y que le regalara una foto suya, lo vio en una tumba al lado de la de su mamá.

Fantasma
Imagen referencial de un ser 'del más allá'.
Rastan/Getty Images/iStockphoto

El relato de doña Ana es de cuando ella contaba con 25 años, cuenta que conoció a Cándido González, un apuesto hombre de la ciudad de Concepción en Paraguay, y que su romance fue tan apasionado que aún hoy no lo ha podido olvidar a pesar de que han transcurrido más de 40 años.

Hasta este punto la historia parece normal, como la de cualquier otra persona que recuerda un gran amor del pasado, sin embargo, lo curioso del caso es que esta mujer, de 69 años, también relató que esta persona en cuestión era un ser “del más allá”.

Según el diario Crónica de Paraguay, que revive la historia de esta mujer, su enamorado, don Cándido, en ese entonces se le acercó y pronunció su nombre lo que a ella se le hizo bastante extraño pues no lo conocía, pero la situación se fue haciendo más inusual cuando descubrieron que se trataba del vecino de su difunta madre. “Este giro del destino los unió de una manera inesperada”, revela la mencionada publicación.

Publicidad

El hombre le prometió cuidar de ella y le regaló una fotografía suya como símbolo de su compromiso. En ese instante, doña Ana sintió una atracción instantánea hacia él, como un amor adolescente, pero con el pasar del tiempo empezaron a ocurrir una serie de hechos inexplicables pues la mujer al tomar de la mano a su prometido sentía que era de tierra, según recuerda.

Pero todo acabó por derrumbarse cuando, en una visita al cementerio, mientras se encontraba frente a la tumba de su madre, Ana descubrió que la persona enterrada al lado llevaba el mismo nombre que su amado: Cándido González y la sorpresa fue aún mayor cuando se dio cuenta de que la foto que Cándido le había regalado era idéntica a la imagen que descansaba en la tumba.

Publicidad

Por estos extraños hechos su relación culminó pues al descubrir esa realidad no volvió a verlo, pero hasta el momento no ha podido olvidar a ese gran amor de su juventud.

Ante este relato que ya se hizo viral a través de las redes sociales son muchos los cuestionamientos que surgen por parte de los usuarios en distintas plataformas digitales donde se ha hecho la publicación de esta increíble y fantástica historia; “esto desafía la comprensión convencional de la realidad” “sería producto de su imaginación” “a veces hay cosas que simplemente no tienen explicación”, son algunos de los comentarios.

Te puede interesar: Tensa final en la batalla Red Bull

Publicidad

  • Publicidad