Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Entérate de lo más reciente en el mundo del entretenimiento al activar las notificaciones.
Tal vez más tarde
Quiero recibirlas

Publicidad

¡Chiquito pero peligroso! Un perrito chihuahua se convirtió en policía

La bolita de pelos trabaja en el aeropuerto detectando 'mulas'

1684_Foto referencia: AFP
perrito chihuahua se convirtió en policía
Foto referencia: AFP

En un aeropuerto de Colombiatienen muy claro que tal y como dice un famoso dicho "no hay enemigo pequeño". Es por eso que al equipo de guías caninos de la policía, se unió un perro raza chihuahua que aunque su tamaño es pequeño, tiene una gran habilidad olfativa.

La criatura porta su tierna camiseta color verde fluorescente, que lo identifica como integrante de laPolicía Nacional; camina rápido por todo el aeropuerto cumpliendo el objetivo de su trabajo, el cual es detectar personas que tengan la intención de traficar cualquier tipo de estupefaciente a otros países.

Al verlo trabajar con tanto rigor, no cabe duda que el pequeño chihuahua tuvo que pasar por un duro entrenamiento antes de ser admitido como un miembro de las autoridades, pues vale la pena señalar que los caninos que normalmente cumplen estas tareas son de raza grande e imponente. Sin embargo, para este chiquitín su tamaño no fue un impedimento.

Publicidad

Durante la jornada, muchos viajeros se enternecieron al ver este perrito tan comprometido con su trabajo, y algunos no se quedaron con las ganas y aprovecharon la oportunidad para grabarlo.

Publicidad


Una viajera, identificada como @agatafornasa en Tiktok, compartió el video en dicha red social, y como suele pasar el video se hizo viral. Ahí varias personas reaccionaron y dejaron una serie de comentarios graciosos en el video.

"Pobrecito, lo hacen trabajar tan chiquito", "cuando tu papá es el director de la policía", "no se le deben escapar ni los más pequeños detalles", "es un agente de bolsillo", "chiquito, pero peligroso", fueron algunos de los comentarios.

Publicidad

  • Publicidad