Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

La Kalle logo amarillo oficial footer
Entérate de lo más reciente en el mundo del entretenimiento al activar las notificaciones.
Quiero recibirlas
Tal vez más tarde

Publicidad

Pareja enfrenta la fuerte noticia de tener cáncer de pulmón con algunos meses de diferencia

La pareja tras enterarse de su desafortunada condición médica, busca la manera de no dejar desamparados a sus dos hijos preadolescentes.

médicos.JPG
médicos
/Foto: Pixabay referencia

En Nueva Zelanda, Mery Brooke Smith y su esposo Graham recibieron dos terribles noticias en tan solo meses de diferencia, cada uno fue diagnosticado con cáncer de pulmón terminal, dejando devastados a los padres de familia.

Graham fue quien recibió la noticia primero del desafortunado diagnóstico, cinco meses después la misma condición se le fue expuesta a Mery Brooke. Los médicos quedaron desconcertados, ya que la pareja mantiene una vida sana, saludable, manejan una adecuada alimentación y no hay indicios de consumo de tabaco.

Los padres recibieron la noticia de que tienen alrededor de seis meses de vida, por lo cual deberán acudir a un tratamiento correspondiente, ya que sus pulmones se encuentran en la etapa cuatro del cáncer.

La mayor preocupación de Mery y Graham, es tener que dejar a sus hijos completamente solos, ya que no cuentan con familiares cercanos que se comprometan hacerse cargo de ellos, por lo que han tomado la dura decisión de iniciar una campaña para recaudar fondos con el fin de cubrir las cuentas de los dos tratamientos.

Publicidad

La pareja no para de pensar en el futuro por lo que desean poder acompañar y compartir unos años más con sus hijos de 9 y 11 años, por eso la mejor decisión es hacer todo lo posible por alargar el tiempo determinado de vida que expuso el médico.

La página que decidieron crear para la recaudación es llamada crowdfunding convirtiéndose en su única esperanza.

Publicidad

El diagnóstico de Graham fue detectado luego de presentar fuertes dolores de espalda que le impedían desarrollar actividades del diario vivir, lo que lo hizo ir por urgencias donde al realizarle varios análisis se descubrió que tenía el cáncer y al ser en el pulmón este se estaba extendiendo a la columna vertebral.

En el caso de Mery paso algo muy similar a lo que sentía su esposo, donde también se le dijo que el cáncer había invadido la columna y aparte había llegado hasta el fémur.

“Estaba bastante estoico cuando nos enteramos de mi cáncer, sabía que los niños tendrían a su madre cerca, al menos. Pensé que no era tan terrible. Nos preparamos para ello. Establecimos planes, el testimonio. Luego, todo se puso feo cuando Mery fue diagnosticada. Fue entonces cuando lloré. Eso me duele mucho, porque nuestros niños van a quedar huérfanos”, dijo Graham en un diálogo con el portal Stuff.

Por el momento la pareja sigue fuerte ante la situación, aunque Mery se encuentra en el hospital no deja de luchar y Graham retomó su trabajo, mientras al mismo tiempo está al pendiente y cuidado de sus hijos.

  • Publicidad