Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

La Kalle logo amarillo oficial footer
Entérate de lo más reciente en el mundo del entretenimiento al activar las notificaciones.
Quiero recibirlas
Tal vez más tarde

Publicidad

Quentin Tarantino y su juramento desde los 12 años de nunca ayudar a su madre económicamente

“Cuando me convierta en un escritor exitoso, nunca verá un centavo de mi éxito”, se prometió Tarantino a los 12 años cuando su madre lo obligó a dejar su pasión.

21161_Quentin Tarantino se convirtió en papá / Foto: AFP
Pese a su fortuna, Tarantino nunca ha ayudado a su madre monetariamente.
Quentin Tarantino se convirtió en papá / Foto: AFP

El director y escritor de cine, Quentin Tarantino, se hizo una promesa a los 12 años de nunca darle dinero a su madre, y tras varias décadas, sigue cumpliendo con ello. Esta decisión ha generado revuelo ya que posee un capital que supera los 120 millones de dólares.

El autor de Pulp Fiction actúa así debido a que su progenitora se burlaba de su pasión por la escritura cuando era niño y también, porque ella se ponía del lado de sus profesores quienes lo regañaban por escribir guiones en horarios de clase.

La noticia se dio a conocer en el podcast The Moment, presentado por Brian Koppelan. Allí Tarantino confesó la frase que marcó su antes y después: “Ah, y por cierto, esta pequeña ‘carrera de escritor’, (con el comillas de dedos y todo) que estás haciendo? Esa mier... se acabó” expresó su madre Connie, quien hoy día tiene 75 años de edad.

Publicidad

“Cuando ella me dijo eso de esa manera sarcástica, yo le dije: ‘Está bien, señora, cuando me convierta en un escritor exitoso, nunca verá un centavo de mi éxito. No habrá una casa para usted, vacaciones para ti, no Elvis Cadillac para mamá. No obtienes nada porque dijiste eso'" agregó Tarantino.

Tarantino es uno de los directores y escritores más reconocidos del mundo, llevando sus películas a lo más alto del cine culto sin embargo, no piensa seguir escribiendo ni dirigiendo filmes cinematográficos.

Publicidad

“Hay consecuencias por sus palabras al tratar con sus hijos. Recuerda que hay consecuencias por tu tono sarcástico sobre lo que es significativo para ellos”, concluyó Quentin Tarantino.

  • Publicidad