Publicidad

Publicidad

Publicidad

La Kalle logo amarillo oficial footer
Entérate de lo más reciente en el mundo del entretenimiento al activar las notificaciones.
Quiero recibirlas
Tal vez más tarde

Publicidad

Liverpool se coronó como campeón de la FA Cup con Luis Díaz; el guajiro fue el mejor de los 'Reds'

Los once metros decidieron a favor del Liverpool; levantaron su octava FA cup con un sufrido 0-0.

775809707
Liverpool se coronó como campeón de la FA Cup con Luis Díaz
GLYN KIRK/AFP

Otra vez los penaltis y otra vez el Liverpool campeón. Como en la final de la Copa de la Liga, los once metros decidieron a favor de los 'Reds', que firmaron un 0-0 fantástico en Wembley para levantar su octava FA Cup en los penaltis.

El guajiro Luis Díaz fue elegido el hombre del partido en la final de la FA Cup que coronó campeón al Liverpool frente al Chelsea en la tanda de penaltis.

Publicidad

El futbolista, llegado del Oporto, disputó la gran mayoría del encuentro, hasta que fue sustituido en la prórroga, y fue uno de los grandes peligros para la defensa del Chelsea.

Díaz gozó de varias ocasiones de gol, incluido un latigazo al palo en los últimos minutos de partido.

Este es el segundo título en la carrera del colombiano como jugador 'Red', tras la Copa de la Liga conquistada en febrero, también frente al Chelsea y también los penaltis.

La final de la Copa de la Liga hace un par de meses, en este mismo escenario y con los mismos protagonistas, demostró que un encuentro sin goles puede ser un partidazo, puede ser absorbente y puede ser trepidante.

Publicidad

Durante 120 minutos, no hubo gol en Wembley, pero no importó lo más mínimo. La falta de puntería solo la sufrían los jugadores, mientras el público disfrutaba de uno de los encuentros más bonitos de la temporada.

Un duelo al que el Liverpool salió con la intención de hincar el colmillo en los primeros compases, con un Luis Díaz desatado al que el Chelsea no conseguía descifrar. El colombiano entró varias veces con total libertad por su carril izquierdo, desesperando a Reece James, pero errando en un mano a mano con Mendy.

Publicidad

El Chelsea siguió encontrando vías de escape y su salida en la segunda parte fue un torrente de ocasiones con tres para haberse adelantado ellos. Volea rasa y desviada de Alonso, paradón de Alisson a Pulisic y falta de Alonso al larguero.

Pero el cronómetro corría sin el gol. Ni Lukaku, ni Díaz a la media vuelta, ni un disparo brutal de Thiago. Tampoco el palo que escupió el disparo del colombiano y el que repelió un remate de Robertson a puerta vacía antes de la prórroga.

Y como hace tres meses, los once metros decidieron. Como en la Copa de la Liga, pero con diferentes protagonistas bajo los palos.

Sigue a La Kalle  en Google y entérate de lo mejor de la música Sigue a La Kalle en Google y entérate de lo mejor de la música