Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

La Kalle logo amarillo oficial footer
Entérate de lo más reciente en el mundo del entretenimiento al activar las notificaciones.
Quiero recibirlas
Tal vez más tarde

Publicidad

Indigente se metió a una iglesia y robó a los feligreses; se llevó la limosna

Al parecer el sujeto conocido como 'el cojo' cometió el hurto usando un arma blanca, con la que agredió a un menor.

Imagen referencial, iglesia
Imagen referencial, iglesia
/Foto: Getty Images

Uno de los lugares más seguros y tranquilos son las iglesias, la fe y creencias de muchos hacen que sean sitios sagrados, los cuales están alejados de la inseguridad, los vicios, las malas intenciones y demás, pero en algunas ocasiones su tranquilidad es interrumpida por algunos inadaptados.

Esto fue lo que sucedió en la iglesia del Sagrado Corazón de Jesús en la ciudad de Barrancabermeja, en donde un habitante de calle, conocido en el sector, entró a la misa que se realizaba a las nueve de la mañana, en donde se adelantaba el sacramento de la primera comunión de varios niños.

El hombre amedrentó a los feligreses sin importarle la ceremonia, utilizando un arma blanca para robarlos, y que pedía limosna mostrando una navaja, haciendo que se sintieran obligados a darle dinero, así mismo, al parecer, empujó a un niño y su madre no pudo hacer nada.

El padre Jorge Iván Moreno Ortíz, encargado de la parroquia, indicó que no es la primera vez que el habitante de calle hace este tipo de actos, intimando a la gente, en búsqueda de dinero. El indigente llegó hasta el altar en donde aparentemente intentó hacer lo mismo.

Publicidad

“De manera intimidante se fue viniendo hacia el altar y se paró al frente de las personas que estaba haciendo las lecturas y por supuesto tuve que suspender la eucaristía y pedirle amablemente que se retirara. Él se bajó del altar y siguió pidiendo en las bancas. La gente me comentó que además tenía una navaja”, dijo el sacerdote en diálogos con Agenda y Noticias de Barrancabermeja.

Al parecer esta situación se ha incrementado luego del cierre de un albergue llamado La Bendición. El sacerdote pidió a las autoridades hacer acompañamiento en las horas en las que se lleva a cabo la eucaristía, teniendo en cuenta que usando material fotográfico ya se han denunciado los hechos.

Publicidad

Te puede interesar: Salchipapa: una delicia kallejera

  • Publicidad