Publicidad

Publicidad

Publicidad

La Kalle logo amarillo oficial footer
Entérate de lo más reciente en el mundo del entretenimiento al activar las notificaciones.
Quiero recibirlas
Tal vez más tarde

Publicidad

Padres decidieron no sepultar a su hijo luego de que se moviera dentro del ataúd

La familia expresó que ahora no lo quería enterrar, pues dijeron que los médicos sin revisarlo lo dieron por muerto, por lo que creen que lo velaron vivo por culpa de ellos.

 Ataúd
Padres no quieren dejar sepultar a su hijo
/Foto de referencia: AFP

Jaime Portilla Párraga, de 26 años, es un joven que supuestamente murió en un accidente de tránsito, pues gran sorpresa se llevó su familia al momento de velarlo, ya qué el ataúd empezó a moverse, según informó el diario El Universo de Ecuador .

De acuerdo con el medio, el joven murió tras haber sufrido fuertes lecciones en un accidente de tránsito.

Por lo que su familia comenzó con las respectivas acciones fúnebres. Todo parecía normal, estaban velando al joven cuando de repente se comenzó a mover.

Tras el increíble suceso, el progenitor del joven decidió llevarlo inmediatamente un hospital.

Ahora la madre de Jaime dice que fue negligencia médica, pues ella asegura que los médicos no le hicieron las respectivas revisiones y por eso hay la probabilidad de que fue velado vivo.

“Para Dios no hay imposibles. Mi hijo tenía signos vitales y, cuando se accidentó, los médicos dijeron que ya estaba sin vida, cuando no fue así", dijo.

Publicidad

Incluso la familia del joven que es creyente piensa que el chico intentó revivir, debido a que Dios quiso darle una segunda oportunidad, por eso luego de ser llevado nuevamente al médico y comprobar ahora sí como se debe la muerte de Jaime, no quieren dejarle hacer una autopsia.

"Tampoco permitimos que le hagan la autopsia porque somos creyentes cristianos. Lo mantuvimos en el velatorio, para ver si reaccionaba porque presentó movimientos musculares”, agregó.

De hecho, la mujer manifestó haberle pedido a Dios que por favor le diera otra oportunidad como se la dio a Lázaro y que a cambio se dedicaría completamente a él.

“Levántate; como Lázaro resucitó de entre los muertos. Señor, escúchame, devuélveme a mi hijo y prometo servirte por el resto de mi vida”, aseveró.

Y aunque ningún medio ecuatoriano, ni médicos explicaron el porqué el joven o el cuerpo de este seguía presentando movimientos musculares, fue todo un suceso aterrador.

Cabe mencionar, que según un estudio de la Universidad de Dundee, hay un fenómeno llamado espasmos cadavéricos, los cuales le provoca ciertos movimientos involuntarios al cuerpo de una persona fallecida que esforzó demasiado sus músculos para hacer algún tipo de actividad antes de morir.

Sigue a La Kalle  en Google y entérate de lo mejor de la música Sigue a La Kalle en Google y entérate de lo mejor de la música