Publicidad

Publicidad

Publicidad

La Kalle logo amarillo oficial footer
Entérate de lo más reciente en el mundo del entretenimiento al activar las notificaciones.
Quiero recibirlas
Tal vez más tarde

Publicidad

Propietarios de reconocida marca de carro denuncian garantías “chimbas” y fallas mecánicas

Aseguran que los daños que presentan estos vehículos terminan saliendo por un ‘ojo de la cara’.

Mujer carro vehiculo
Estrelló su carro porque no le dieron trabajo
/ Foto: Pixabay

Una oleada de denuncias tiene en el ‘ojo del huracán’ a una reconocida marca automotriz por presentar presuntas fallas mecánicas después de que la garantía del vehículo se vence.

Son en total siete las quejas formales en las que compradores del vehículo Ford Escape 2017 aseguran que, una vez se vence la garantía, el vehículo comienza a presentar fallas que terminan en gastos de hasta 25 millones de pesos.

Según las denuncias, la mayor falla se presenta en el motor con pérdida del agua y refrigerante que con el tiempo lleva a la falla parcial total o parcial de esta parte vital del carro.

Patricia Pedraza es una de las compradoras inconforme quien cuenta que en noviembre de 2017 compró su vehículo el cual usó hasta que llegó la pandemia. Cuando las medidas restrictivas fueron mermando, la mujer volvió a usar su carro y fue entonces que identificó que algo no estaba bien.

Tras notar una falla en el motor, la mujer dice que “nos comunicamos con Ford, pedimos una cita, nos dijeron que entraba a un escaneo especial y que cuando tuvieran un resultado nos lo harían saber, pasó un mes y nos dijeron que el motor tenía una porosidad, un defecto de fábrica”.

Publicidad

Luego de identificar el defecto de fábrica, les indicaron a los compradores que debían cambiar el bloque del motor; según la información, Ford cubriría el 100% de los costos del motor y ella la mano de obra por un valor de $1.800.000, además del regrabado del motor por $1.400.000.

Pese a que aceptó las condiciones, Patricia dice que “llevo tres meses sin mi carro, la demora es porque en la Sijín para el regrabado están demorados y debo esperar (…) compré un carro nuevo para evitar este tipo de situaciones y no lo garantizan”.

Magda Morales es otra propietaria que asegura padecer el mismo ‘dolor de cabeza’ con su carro Ford Escape 2017.
Dice estar cansada de lo que asegura son dilataciones para no dar una solución a una falla permanente en este tipo de automotor de $88.000.000 millones de pesos en ese entonces.

“El cambio de motor que era lo que Ford me dijo que debía de cambiar, me costaba $25.000.000 de pesos, como gran cosa me dijeron que ya no cubría la garantía porque solo era por tres años y ya estaba por fuera”, señala.

Magda, quien vive en Ibagué, cuenta que debe desplazarse por diversos municipios para cumplir con su trabajo y que esa fue una de las razones para comprar este vehículo; sin embargo, asegura que ha sido más el gasto y que sigue transportándose en bus.

Publicidad

Nicolás Otero y Pedro cuadros compraron cada uno estos carros el estado de sus motores son de 7 y 8 sobre 10, con apenas cuatro años de compra en cero kilómetros.

En el caso de Pedro, relata que “yo la prendía en las mañanas y escuchaba un leve cascabeleo, vibraba pero se demoraba un par de minutos y se detenía (…) cuando destapé el capó del carro revisé el nivel del agua y casi estaba vacío y yo hacía ocho días le había puesto refrigerante, pero es que siempre se bajaba el refrigerante, el peligro es que ningún testigo indica que la camioneta se recalienta”.

Por otro lado, Nicolás Otero denuncia que hasta el día 01 de septiembre, le informaron de manera "no oficial", que debía cambiarse el motor y que el costo oscilaba entre $25.000.000 y $30.000.000 de pesos.

“Que la fábrica corría con el 80% del valor del motor y el 100% de los gastos de regrabación del motor y los trámites de cambio en la tarjeta de propiedad, correspondiéndome a mi cancelar el total de la mano de obra (además del 20% del valor del motor), es decir aproximadamente 6´000.000 de pesos”, contó.

manifestó además “haciendo un estudio juicioso, se nota que no es un problema de mal manejo, sino de un defecto de fábrica, que sucede generalmente después de los 40.000 km, caso en el cual es el productor de un bien quien debe responder por la totalidad de los gastos que se generen por ese daño”.

Publicidad

Ford se pronunció a través de un comunicado en el que reconoció que algunos vehículos equipados con un motor EcoBoost pueden exhibir un nivel bajo de refrigerante, humo de escape blanco y / o una condición de funcionamiento irregular con o sin una luz indicadora de mal funcionamiento iluminada.

Además, asegura que esto puede deberse a la intrusión de refrigerante en el cilindro, aceptando la generalidad del problema en los carros de este modelo.

Sigue a La Kalle  en Google y entérate de lo mejor de la música Sigue a La Kalle en Google y entérate de lo mejor de la música