Publicidad

Publicidad

Publicidad

La Kalle logo amarillo oficial footer
Entérate de lo más reciente en el mundo del entretenimiento al activar las notificaciones.
Quiero recibirlas
Tal vez más tarde

Publicidad

¡Como en Los Simpson! Confiaron su casa a unos amigos y ahora no la quieren devolver

La pareja se llevó una gran sorpresa justo después de regresar de vacaciones.

Casa
Los dueños pudieron recuperar su casa pero quedaron devastados con el desenlace de la historia.
<i>/ Foto: Pixabay</i>

Una pareja de adultos mayores vivió todo un dolor de cabeza , y por varios días, luego de prestarle la casa un "amigo" que se encontraba en una difícil situación económica, para que se quedara en la vivienda con su familia mientras las víctimas se iban de vacaciones.

Laura Backham y su esposo John Goodhand, de Grimsby, Gran Bretaña, salieron de su pequeño pueblo con la intención de descansar por más 20 días, sin saber, que al volver, el estrés se acumularía de nuevo y en gran magnitud.

"Nos fuimos de vacaciones hace unas tres semanas y confiamos en que la casa estaría segura con nuestro amigo. Pero cuando regresamos el viernes 12 de noviembre, no pudimos entrar", afirmó Goodhand.

En su relato, el hombre también indicó que trató de llegar a un acuerdo con su conocido, sin embargo, este le dijo que "no se irían de la casa porque ya se habían apoderado de ella", lo que fue totalmente indignante y humillativo para Backham y su marido.

Debido a estas circunstancias, la pareja se vio en la obligación de irse a vivir a otro hogar que tenían, por suerte. A su vez, Laura y John seguían intentando recuperar, a como diera lugar, su humilde morada.

Publicidad

Finalmente, y frente a la presión que ejerció la pareja, la desconsiderada familia optó por entregar la casa no sin antes arruinar todo lo que había dentro de ella, como forma de venganza por no dejarlos quedarse a vivir ahí.

"Ellos estaban tirando nuestros muebles al patio trasero y finalmente los destruían. Incluso derribaron una parte del muro fuera de la propiedad. Lo único que queríamos era que nos devolvieran la casa", lamentó el hombre.

Aparte de lo anterior, Laura y John descubrieron que su amigo rompió algunas ventanas, dañó los marcos de la pared, y el cableado eléctrico también fue manipulado y averiado. Además, les robó electrodomésticos y artículos de aseo personal.

El matrimonio quedó totalmente devastado después de lo ocurrido, tanto así, que renunciaron a seguir viviendo en su casa, por lo que prefirieron finalizar el contrato y entregar en los próximos días el inmueble.

Casa Grimsby
Una de las ventanas rotas del patio trasero.
/ Foto: Grimsby Telegraph

Publicidad

Casa Grimsby
Los muebles de la casa tirados y destruidos.
/ Foto: Grimsby Telegraph

Sigue a La Kalle  en Google y entérate de lo mejor de la música Sigue a La Kalle en Google y entérate de lo mejor de la música