OJO AL ESTUDIO

¿La vagina cambia de TAMAÑO cuando se tiene mucho sexo?

La Kalle - Es verdad que la vagina se agranda con el sexo - Foto Pixabay referencia
Ten en cuenta esta información por si algún día piensas en hacerte una intervención quirúrgica

Por: Redacción digital La Kalle

Una de las nuevas preocupaciones estéticas que tiene la mujer es el tamaño de su vagina. Muchas creen que el tener una vida sexual activa sumado al paso de los años, esta tiende a agrandarse.

 



Sin embargo, esa idea es tan solo un mito. De acuerdo a una investigación hecha por el portal de estilo y belleza Soy Carmin, en el que citaron a la ginecóloga Sandra Magirena, el tamaño de la vagina no cambia.

Explicó que “lo que puede modificarse con los años es precisamente su elasticidad, como ocurre con cualquier otro tejido del cuerpo, sea la piel, el cabello, los músculos o las articulaciones. Los partos también modifican la entrada de la vagina, sobre todo si hubo episiotomía”.

Te puede interesar: Según estudios, el mal uso de los tampones podría ocasionar daños IRREMEDIABLES

El especialista y ginecólogo Walter Ghedin, asegura que el tamaño de la vagina no preocupa a los hombres por la habilidad que tiene la vagina de adaptarse al pene. De acuerdo con el doctor, los hombres disfrutan al ponerse en contacto con el cuerpo femenino sea como sea.

 



El miedo que sufren algunas en que ese supuesto cambio de tamaño afecte su vida sexual, las ha llevado a hacerse cirugías para ‘restaurar’ la zona. Al respecto, Magirena no recomienda este tipo de métodos.

 



“Salvo que exista una dificultad anatómica congénita o un deseo de cambio de genitales, no recomendaría ningún tipo de cirugía estética de la vulva. Los tejidos vulvares tiene muchos receptores sensitivos que liberan feromonas y tejido eréctil que favorece la excitación y la respuesta orgásmica”, expresó.

Existen otros métodos que pueden ayudar a que la zona íntima femenina se mantenga radiante y ejercitada. Los ejercicios perianales como el Kegel son una buena alternativa.

¿Cómo hacerlos?

1. Con la vejiga vacía, siéntate o acuéstate

2. Aprieta los músculos de la pelvis y mantenlos así durante ocho segundos

3. Ahora relaja el cuerpo por diez segundos

4. Repite la rutina diez veces, tres días a la semana

5. Respira profundo y relaja todo el cuerpo cuando estés haciendo los ejercicios. Evita apretar estómago, glúteos, ni los músculos del pecho.

Puedes intentar también con masajes vaginales para que mejorar la elasticidad y la lubricación.

 

Temas relacionados:

COMENTARIOS
Publicidad

Reducir player
Imagen
Icono Señal en VivoEMISIÓN EN VIVO
Retrocede Audio
Adelantar Audio
Volumen
Compartir La Kalle