OJO AL ESTUDIO

Pacientes graves de covid son más propensos a irregularidades cardíacas, según investigación

coronavirus / FOTO: AFP

"Se necesita más investigación para evaluar si la presencia de arritmias cardíacas tiene efectos sobre la salud a largo plazo en los pacientes”, señalan los expertos.


Por: EFE

Los pacientes con covid-19 en estado crítico son diez veces más propensos a tener arritmias cardíacas, según un estudio que sugiere que estas afecciones y los paros cardíacos son probablemente desencadenados por una forma grave y sistémica de la enfermedad y no solo debido a la infección viral en sí.

 

Estas son algunas de las principales conclusiones de un estudio de la Escuela de Medicina Perelman de la Universidad de Pensilvania (Estados Unidos) y publicado en la revista Heart Rhythm Journal.

 

Los hallazgos, según un comunicado de la citada universidad, "difieren significativamente" de los primeros trabajos que mostraban una alta incidencia de arritmias entre todos los pacientes con covid-19.

 

Según sus autores, las conclusiones de ahora proporcionan una mayor claridad sobre el papel del SARS-CoV-2 y la enfermedad que causa, la covid-19, en el desarrollo de arritmias, incluyendo la frecuencia cardíaca irregular (fibrilación auricular), los ritmos cardíacos lentos (bradiarritmia) o la frecuencia cardíaca rápida (taquicardia ventricular no sostenida).

 

"Para proteger y tratar mejor a los pacientes que desarrollan covid-19, es fundamental mejorar nuestra comprensión de cómo la enfermedad afecta a varias vías y órganos dentro de nuestro organismo, incluyendo nuestras anomalías en el ritmo cardíaco", señala Rajat Deo, autor principal del estudio.

 

Te puede interesar: ¿Dónde acumulas tu desorden? Eso podría decir mucho de tu personalidad

 

Deo apunta que los hallazgos sugieren que las causas no cardíacas, como una infección sistémica o inflamación, probablemente contribuyan más a la aparición de paros cardíacos y arritmias que las células cardíacas dañadas o infectadas debido al virus.

 

Para evaluar el riesgo e incidencia de paro cardíaco y arritmias, el equipo evaluó a 700 pacientes con COVID-19, con una media de edad de 50 años, que ingresaron en el hospital de la Universidad de Pensilvania entre principios de marzo y mediados de mayo.

 

Examinaron la telemetría cardíaca, los registros clínicos y las comorbilidades médicas, como las enfermedades cardíacas, la diabetes y las enfermedades renales crónicas. Asimismo, registraron sus parámetros vitales, los resultados de las pruebas y el tratamiento.

 

De los 700 pacientes hospitalizados, alrededor del 11 por ciento fueron admitidos en unidades de cuidados intensivos y son estos últimos los que tuvieron hasta diez veces más probabilidades de sufrir algunas de las complicaciones cardíacas citadas.

 

Te puede interesar: Ya son 2.404 muertos y 73.572 personas contagiadas de coronavirus en Colombia

 

Los investigadores señalaron que el estudio tiene varias limitaciones, entre ellas que el análisis se realizó en un solo centro: "se necesita más investigación para evaluar si la presencia de arritmias cardíacas tiene efectos sobre la salud a largo plazo en los pacientes que fueron hospitalizados por COVID-19", según Deo.

 

Mientras tanto, afirma, es importante lanzar estudios para evaluar las estrategias más efectivas y seguras para la anticoagulación a largo plazo y el control en esta población.

Temas relacionados:

COMENTARIOS

Reducir player
Imagen
Icono Señal en VivoEMISIÓN EN VIVO
Retrocede Audio
Adelantar Audio
Volumen
Compartir La Kalle