Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Entérate de lo más reciente en el mundo del entretenimiento al activar las notificaciones.
Tal vez más tarde
Quiero recibirlas

Publicidad

Dueños de mascotas corren riesgo de multa por usual comportamiento

La convivencia en comunidades residenciales puede ser delicada por el comportamiento de algunas mascotas y ahora la ley toma cartas en el asunto para controlar estas situaciones.

Ley para mascotas ruidosas
Ley para mascotas ruidosas
Foto: Archivo

En comunidades residenciales la convivencia puede ser delicada, especialmente cuando se trata de mascotas ruidosas. La Corte Constitucional de Colombia reconoce que los ruidos de las mascotas son naturales y no siempre es motivo de sanción.

La Ley 675 de 2001 y el Código Nacional de Policía tienen disposiciones que podrían afectar a los dueños de mascotas que no controlen el ruido que generan sus animales.

La tenencia de mascotas en propiedades horizontales es legal, siempre y cuando los dueños cumplan con ciertos compromisos para evitar molestias a los vecinos.

De acuerdo con la Sentencia T-035 de la Corte Constitucional de 1997, tener animales en una propiedad horizontal está permitido, pero conlleva la responsabilidad de adoptar medidas para no generar prejuicios a otros residentes.

Publicidad

La Ley 675 de 2001 establece un régimen de convivencia que obliga a los residentes a evitar ruidos molestos. Aunque no existe una ley específica en Colombia que sancione directamente a quienes tienen mascotas ruidosas, esta ley puede ser interpretada en contextos de ruido excesivo.

Ten en cuenta que el nivel máximo permitido de ruido en áreas residenciales es de 65 decibeles durante el día y 55 decibeles durante la noche. Superar estos límites puede resultar en multas según el artículo 33 del Código Nacional de Policía, que pueden alcanzar hasta 16 salarios mínimos diarios legales vigentes.

Publicidad

Los inquilinos deben estar al tanto de sus derechos y deberes al alquilar una vivienda. Entre los derechos está el de tener mascotas, pero esto también implica responsabilidades.

El Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) reporta que el 67 % de las familias en Colombia tienen al menos una mascota, lo que significa que más de 4.4 millones de hogares cuentan con un animal no humano.

Los propietarios deben adoptar precauciones para evitar molestias a sus vecinos, incluyendo el control del ruido.

Acciones que pueden tomar los vecinos

Publicidad

Si el ruido de las mascotas afecta la tranquilidad de los vecinos, estos pueden tomar acciones legales. La recomendación principal es intentar una conversación pacífica con el dueño de la mascota para llegar a un acuerdo.

Si esto no resuelve el problema, se pueden seguir los procedimientos establecidos en el manual de convivencia o reglamento de la copropiedad.

Publicidad

En casos extremos algunas personas optan por mudarse debido a problemas de ruido de mascotas. Sin embargo, abordar el tema con especial cuidado y centrarse en la conciliación es crucial.

Mira también: Perrito atrapado en escalera eléctrica desata críticas hacia su dueño

  • Publicidad