Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

La Kalle logo amarillo oficial footer
Entérate de lo más reciente en el mundo del entretenimiento al activar las notificaciones.
Quiero recibirlas
Tal vez más tarde

Publicidad

Mujer cobra a sus hijos para que puedan asistir a la cena de Navidad: "O pagas o no entras"

La mujer estableció una tabla de precios, para que puedan asistir a la cena de navidad, adaptados a la edad y las posibilidades económicas de cada miembro de la familia. A los hombres les cobra cerca de $130 mil pesos.

Imagen referencial cena navideña
Imagen referencial cena navideña
/Foto: Getty Images

Se acerca una vez más la temporada navideña y con ella el espíritu de generosidad y amor, en el que el compartir en familia se convierte en la mejor opción para pasar un rato de unión. Sin embargo, estas palabras toman un giro inusual en la casa de Caroline Duddrige, una mujer británica de 63 años, quien cansada de asumir sola los gastos y el esfuerzo de organizar la cena navideña, ha decidido implementar una medida sorprendente: cobrar a sus propios hijos y nietos por la entrada a la tan esperada celebración.

Duddrige, quien se ha encargado durante años de preparar la casa, planificar las decoraciones festivas y cocinar los platos para recibir a su familia en Navidad, ha tomado esta radical decisión debido a la falta de colaboración por parte de sus hijos. El año pasado, tras solicitar su apoyo sin obtener respuesta, la mujer ha decidido poner un precio a la entrada a su hogar durante las festividades.

La mujer ha establecido una tabla de precios adaptados a la edad y las posibilidades económicas de cada miembro de la familia. Ella tiene tiene en total cinco hijos, dos hombres y tres mujeres. A los varones, por ejemplo, estableció cobrarles cerca de 30 euros, es decir unos 130 mil pesos. Mientras que a las mujeres 10 euros, es decir aproximadamente 43 mil pesos.

Publicidad


Por si fuera poco, también a sus nietos les cobra de la siguiente manera: a los niños mayores de cinco años, les cobra 5 euros, mientras que a los más pequeños les cobra entre 2 y 5 euros.

"Si no pagas antes, no vas a venir", advierte Duddrige, dejando claro que esta medida no es negociable. La mujer, quien comparativamente con el personaje de "Scrooge" en el clásico 'Cuento de Navidad' de Charles Dickens, sostiene que esta decisión drástica es una respuesta a la falta de apoyo económico por parte de sus hijos.

Publicidad

La situación se torna aún más intrigante al conocer que Duddrige, viuda desde hace algún tiempo, ha visto cómo su situación económica ha sufrido un declive desde entonces. Con la necesidad de hacer frente a los gastos navideños, ha recurrido a una medida poco convencional para asegurarse de que la celebración sea compartida equitativamente.

Esta historia singular ha generado opiniones divididas entre aquellos que la ven como una solución pragmática y aquellos que la tildan de inusual. Mientras algunos consideran que esta medida refleja la realidad de muchos anfitriones que asumen solos la carga financiera de las festividades, otros opinan que la esencia misma de la Navidad debería prevalecer sobre las consideraciones monetarias.

En cualquier caso, la decisión de Caroline Duddrige ha dejado a muchos reflexionando sobre el verdadero significado de la Navidad y la manera en que las familias eligen compartir este tiempo especial.

También puedes ver: Cultura general rajó a participantes de Retóxicos: capítulo 17

Publicidad

  • Publicidad