Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

La Kalle logo amarillo oficial footer
Entérate de lo más reciente en el mundo del entretenimiento al activar las notificaciones.
Quiero recibirlas
Tal vez más tarde

Publicidad

Periodista de Caracol confiesa aterrador suceso que vivió con una bruja en Guaviare

El reportero tuvo que presenciar eventos paranormales que lo dejaron bastante aterrado.

César Chaparro, periodista de Noticias Caracol
César Chaparro, periodista de Noticias Caracol
/Foto: Noticias Caracol

La desaparición de cuatro niños dentro de las selvas del Guaviare, Colombialuego del accidente en que cayó la avioneta en la que se transportaban, significó que todo un país estuviera en alerta y con gran preocupación por el estado de salud de los menores, por tal razón se creó un equipo de búsqueda por parte del ejercito colombiano en compañía del periodista César Chaparro quien tuvo que estar internado por largos días presenciando todo tipo de situaciones que le causaron terror.

Aunque, por fortuna, los menores aparecieron con vida luego de estar internados durante 40 días y este logro se catalogó como una victoria nacional, resaltando la ardua labor por parte de los militares y quienes decidieron contribuir, el periodista reveló algunos sucesos paranormales que tuvieron que enfrentar cuando estaban internados.

El reportero de Noticias Caracol, recientemente decidió relatar su experiencia e inició con la frase: "La selva tiene su energía, tiene su mística". Esto generó gran misterio, pues más adelante reveló la experiencia que tuvo con una bruja, que al parecer lo atormentó durante un largo tiempo; durante una madrugada en la que se encontraba junto a sus camarógrafos, escuchó una macabra risa, tal como de película.

Fue un momento decisivo, en el que Chaparro recordó un consejo que le habían dado, "Un comando me dijo si se le llega a aparecer una bruja debe quedarse quieto, darse una bendición y rezar el padre nuestro". Así fue como superó el aterrador momento, pues pudo confesar que aunque no la veía, sentía en su cuello la presencia.

Publicidad

A pesar de que el evento no pasó a mayores, el hombre no pudo concluir si se trataba de un sueño o en realidad había sucedido, ya que se quedó sin respiración y sintió una presión en su pecho.

En La Kalle reconocemos a los kallejeros de buen corazón

Publicidad

  • Publicidad