Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

La Kalle logo amarillo oficial footer
Entérate de lo más reciente en el mundo del entretenimiento al activar las notificaciones.
Quiero recibirlas
Tal vez más tarde

Publicidad

¿Por qué hablarle a tu pareja por el oído izquierdo INCREMENTA el amor?

Según estudios, el oído hace parte fundamental para mantener encendida la pasión y es un arma infalible de conquista

11502_La Kalle - El amor entra por los oídos - Foto Pixabay
La Kalle - El amor entra por los oidos - Foto Pixabay
La Kalle - El amor entra por los oídos - Foto Pixabay

Todos hemos experimentado cómo el amor nos hace sentir en las nubes, ver las situaciones con un filtro de optimismo y la emoción de compartir con la persona amada.

Aunque parece magia, cada vez hay más estudios sobre los cambios químicos y hormonales que produce este sentimiento, pero lo que desconocemos es cómo nuestros oídos son fundamentales para el enamoramiento.

Pese a la importancia del oído en las peripecias del amor, muchas veces este sentido es el gran olvidado, pues no somos concientes de cómo vamos perdiendo nuestra habilidad para escuchar y al ser una afección indolora, la pasamos por alto. Paola Pedraos, audióloga de los Centros Clínicos Auditivos GAES, explica: “Cuando perdemos la capacidad de escuchar, la vida pierde muchos matices. No sólo desaprovechamos los estímulos afectivos que nos llegan por los oídos, sino que los inconvenientes que ocasiona en la comunicación pueden devenir en mayores problemas de pareja; sobre todo cuando aún no esta diagnosticado o no se tiene la solución auditiva adecuada”.

A continuación, te compartimos cinco curiosidades de cómo el oído nos acerca al amor:

Publicidad

Las orejas: Tanto mujeres como hombres son sensibles a las caricias en las orejas y a los susurros debido a la cantidad de terminaciones nerviosas existentes.

 

Publicidad

El amor entra por el oído izquierdo: De acuerdo con un estudio llevado a cabo por la Sam Houston State University de Texas, los términos cariñosos los podemos recordar en un 70% cuando los escuchamos por el oído izquierdo, comparado con un 58% cuando es con el derecho. Esto es debido a que el lado izquierdo está controlado por la parte emocional del cerebro.

 

Publicidad

Publicidad

El oído, el arma secreta. Según el libro ‘Los secretos del amor duradero: cómo hacer relaciones que perduren”, la necesidad de tener una buena comunicación fue identificado como algo importante por todos los participantes. Las conversaciones y escuchar atentamente fueron valoradas como una forma de mantener el contacto, aliviar el estrés y la tensión cotidiana. Los participantes mostraron decepción cuando no se compartían las experiencias diarias.

 

Publicidad

El amor y la música: Un estudio realizado por el sicólogo musical Daniel Müllensiefen para el reproductor de música Spotify, reveló que más del 40% de las personas afirman que la música los estimula más que el tacto mientras hacen el amor.  La música, crea un ambiente y unas sensaciones que pueden aumentar el deseo y los sentimientos en esos momentos íntimos de la pareja. Es capaz de activar las zonas del cerebro que nos provocan placer, las mismas que actúan como respuesta a la comida y el sexo.

 

Publicidad

Las mujeres y el oído: Los estudios de género resuelven que la expresión popular ‘se dejo endulzar el oído’, responde a que la mujer es más propensa a disfrutar frases que fortalezcan su ego y alimenten sus fantasías y un código de lenguaje, palabras que sólo se digan entre los dos, favorece su complicidad con la pareja.

 

Publicidad


Ponle oído al amor y amor a los oídos, pues los seres humanos, por definición, somos animales sociales. “Estar plenamente activos en nuestra comunicación mejora muy positivamente nuestros índices de felicidad y relaciones personales. Esto se enfatiza aún más cuando se trata de la relación de pareja, que es donde hacemos el contacto más cercano. Hacer un examen auditivo al menos una vez al año, puede darnos herramientas para tomar medidas adecuadas frente a la pérdida auditiva”, concluye Paola Pedraos, audióloga de los Centros Clínicos Auditivos GAES.

 
 

Publicidad

 

  • Publicidad