Publicidad

Publicidad

Publicidad

La Kalle logo amarillo oficial footer
Entérate de lo más reciente en el mundo del entretenimiento al activar las notificaciones.
Quiero recibirlas
Tal vez más tarde

Publicidad

Denuncia atroz: monja amarraba partes íntimas de un menor para que no orinara

La fundación ubicada en Chocontá, Cundinamarca, ahora enfrenta una grave denuncia por maltrato y tortura.

13072_La Kalle. Monjas / Foto de referencia: Getty Images
La Kalle. Monjas / Foto de referencia: Getty Images

La Fiscalía investiga la denuncia contra la Fundación Hogar Monserrate, ubicada en la vereda Tilatá- El Sisga, en Chocontá, Cundinamarca, al parecer, un niño de nueve años fue sometido a maltratos y torturas, según los denunciantes, una monja le amarraba los genitales para que no orinara, provocándole graves problemas de salud.

Por lo anterior, el fiscal Francisco Barbosa ordenó una investigación por maltrato infantil y posibles delitos sexuales. Por su parte, el Instituto de Bienestar Familiar (ICBF) envió un equipo de defensoría de familia para que se inicie el proceso de restablecimiento de derechos y haga un acompañamiento tanto al menor como a su familia.

Publicidad

Familiares del menor aseguraron que fue llevado a la fundación para que superara dificultades en el habla, sin embargo, en pandemia le dieron únicamente 15 minutos virtuales para hablar con él. Al llegar las vacaciones, fue a recoger al niño a la fundación y notó un atroz hecho.

"Cuando llega a la casa el niño se recuesta y de un momento a otro empieza a gritar y a correr por todo lado. El niño estaba llorando, desesperado, tocándose sus partes íntimas. La mamá se asustó mucho y ahí fue donde el hermano de ella, quien lo revisó. Cuando le bajó el pantalón y lo miró, el niño tenía el pene más grande que el de un adulto, inflamado y morado” contó para BLU radio Paola Morales, tía del menor.

Por el fuerte impacto, los familiares salieron con el menor hasta el hospital de Engativá, donde el menor fue examinado.

“El médico determina que el niño fue torturado, pues encontró unos hilos azules y, aparte, unos cabellos alrededor del pene, lo que cortó todas las capas exteriores del miembro. El niño llevaba más de 10 días sin orinar, ya estaba infectado, el médico nos indica que son señales de tortura. Dos días más y se muere”, declaró la familiar.

Sigue a La Kalle  en Google y entérate de lo mejor de la música Sigue a La Kalle en Google y entérate de lo mejor de la música