Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

La Kalle logo amarillo oficial footer
Entérate de lo más reciente en el mundo del entretenimiento al activar las notificaciones.
Quiero recibirlas
Tal vez más tarde

Publicidad

Exprisionero se casó con su compañera transgénero de la cárcel: “Queríamos casarnos como reclusos”

Entre visitas a la biblioteca y el gimnasio, se enamoraron y esperaron ser libres para consagrar su amor en una espectacular boda.

Se enamoraron en la cárcel
Se enamoraron en la cárcel
/Foto: Upsocl

Aunque el matrimonio de Monae y Adriel se dio inicialmente en una prisión de Pensilvania, luego en libertad hicieron una gran boda, esta vez, con todas las de la ley.

Pese a que Monae, empezó a tomar los reemplazos hormonales en prisión, la legislación de en ese entonces, todavía encarcelaba a las personas transgénero según su sexo al nacer si no se habían realizado una cirugía.

Ella, por su parte, siempre aseguró que a pesar de las circunstancias de estar encarcelada con solo hombres, allí conoció el amor, por lo que dice que el destino le jugó una buena pasada.

“Fue un flechazo a primera vista”, relata Monae, desde que cruzaron miradas en la lavandería de la prisión no dejaron de hablar, y no pasó mucho tiempo para que empezaran a salir, dentro de los límites que tenía su reclusión.

Publicidad

Al tener la oportunidad de conocerse en un lugar tan hostil como es la prisión, tuvieron que soportar diferentes dificultades, que no solo se reducían a buscar instancias para reunirse, sino que también, tener que enfrentarse a los ataques de los demás presos y del personal de la prisión.

Aún así, pudieron reafirmar su relación en el momento en que Adriel le propuso matrimonio a Monae. Tuvieron que esperar que ambos estuvieran libres para casarse, siendo Adriel el último en ser liberado.

Publicidad

  • Publicidad