Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

La Kalle logo amarillo oficial footer
Entérate de lo más reciente en el mundo del entretenimiento al activar las notificaciones.
Quiero recibirlas
Tal vez más tarde

Publicidad

Jóvenes protagonizan imprudente escena al halar un colchón con una motocicleta para 'jugar'

En horas de la noche, un grupo de jóvenes se tomaron una calle de Santa Marta para realizar una peligrosa maniobra, al halar un colchón con una motocicleta y montarse en él.

Imprudente escena en Santa Marta
Imprudente escena en Santa Marta
/Foto: Instagram @redsocialpivijay

Un episodio de imprudencia se tomó la capital del Magdalena, el hecho ha desatado una ola de críticas y consternación en las redes sociales. Un grupo de jóvenes decidió desafiar el sentido común y la prudencia al llevar a cabo un acto temerario en plena vía pública, poniendo en riesgo sus vidas y la de otros transeúntes.

En un video que circula por las redes, se muestra a varios individuos arrastrando un colchón con una moto por una concurrida avenida de Santa Marta. Lo alarmante no fue el simple acto de trasladar el objeto, sino el hecho de que sobre este colchón iba una persona acostada, mientras el vehículo se movía a velocidad. La imprudencia alcanzó su punto máximo cuando se evidenció la presencia de otros vehículos circulando en esa misma vía.

La escena, que duró aproximadamente un minuto, no solo reveló la falta de conciencia del peligro por parte de los involucrados, sino que también se escuchaban risas y burlas en el ambiente. La grabación captó el momento en que el conductor de la moto, con una cuerda atada al colchón, dobló en una esquina y detuvo su marcha. La persona acostada, quien grababa la escena con su celular, estalló en carcajadas, aparentemente divertido por el resultado de la arriesgada maniobra.

Sin embargo, la reacción en las redes sociales no fue de celebración. Usuarios expresaron su indignación y preocupación ante tal acto imprudente. Críticas contundentes surgieron en los comentarios, con reproches directos hacia la falta de responsabilidad de estos jóvenes. Se cuestionó su sentido común y se les recordó el potencial de tragedia que encerraba su insensata acción. Comentarios como "Después causan una desgracia y andan pidiendo dinero para que los ayuden" y "definitivamente, esta gente está mal de la cabeza" fueron solo algunas de las voces que condenaron esta conducta.

Publicidad

Este incidente, más allá de ser catalogado como una 'broma' o un desafío insensato, ha despertado un debate sobre la responsabilidad vial y la necesidad de conciencia colectiva. La seguridad en las vías no solo depende de las normas y autoridades, sino también del comportamiento individual y el respeto por la integridad de los demás ciudadanos.

Te puede interesar: Cómo bañarse el 31 de diciembre para atraer buena suerte

Publicidad

  • Publicidad