Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

La Kalle logo amarillo oficial footer
Entérate de lo más reciente en el mundo del entretenimiento al activar las notificaciones.
Quiero recibirlas
Tal vez más tarde

Publicidad

Empleada doméstica drogó a sus jefes para robarlos en Bogotá: los salvó la hija de 11 años

El hecho ocurrió en el norte de Bogotá. La mujer además de llevarse varios objetos de la casa, pretendía robarse a la menor de edad.

niña.jpg
Imagen referencial de niña
/Foto: archivo redes

Andrés Arbeláez, reside en un conjunto residencial de Bogotá, ubicado exactamente en la localidad de Usaquén, Ahí el fue víctima de robo por parte de una mujer que laboraba en su casa como empleada de servicio. Según su relato, todo comenzó cuando su hija menor, al regresar del colegio alrededor de las 4:00 p.m., se percató de que ninguno de sus padres la estaba esperando en la ruta habitual. Intrigada, entró en la vivienda solo para descubrir que ambos progenitores yacían profundamente dormidos y completamente inconscientes.

Ahí la niña se encontró con la mujer, identificada como Leonor Salas, quien la intentó persuadir para que abandonara la casa con ella. Sin embargo, la niña fue muy astuta y se negó rotundamente a hacerle caso pese a que Salas según ella fue muy insistente.

De acuerdo a la investigación y las víctimas, lo que habría ocurrido, es que Leonor Salas drogó a la familia con diferentes medicamentos somníferos, administrados a través de una sopa en el almuerzo. Posteriormente, la mujer saqueó la vivienda, y por si fuera poco, pretendía llevarse a la niña.

Publicidad

"Quería llevarse a mi hija de la casa, diciéndole que nos dejara descansar, que mi esposa le había dado permiso de salir con ella", expresó la víctima, conmocionado por lo ocurrido.

Cabe resaltar que gracias a la astucia y valentía de la niña el hecho no pasó a mayores, ya que afortunadamente logró evadir las artimañas de la delincuente, indicándole la salida del conjunto residencial y alertando a las autoridades de lo que estaba sucediendo en su casa.

Publicidad

Mientras tanto, la niña le brindó ayuda a su madre embarazada y a su padre, quienes despertaron varias horas después en un hospital.

Tras una exhaustiva investigación, las autoridades capturaron a Leonor Salas, y un juez tomó la decisión de enviarla a prisión. Este inquietante episodio revela la importancia de la vigilancia incluso en situaciones tan inesperadas como esta, donde la perspicacia de una niña evitó un desenlace aún más trágico.

Quizá te puede interesar este video:

Publicidad

  • Publicidad