Publicidad

Publicidad

Publicidad

La Kalle logo amarillo oficial footer
Entérate de lo más reciente en el mundo del entretenimiento al activar las notificaciones.
Quiero recibirlas
Tal vez más tarde

Publicidad

¿Es malo beber alcohol después de haber sido vacunado contra el COVID-19?

Especialistas responden a esta gran inquietud que tienen cientos de personas que se inmunizaron y bebieron o que piensan beber después de mandarse inyectar el biológico.

Bebida alcohólica
¿Es malo beber alcohol después de haber sido vacunado contra el COVID-19?
/Foto: Pixabay

Cientos de personas que se han vacunado contra el COVID-19 , como los que no, se han cuestionado si tomar algún tipo de bebida alcohólica tiene algún efecto secundario, por eso hoy te decimos que piensan los especialistas para que salgas de dudas.

De acuerdo con el infectólogo Alejandro Mojica, de por sí, ya solo bebiendo sin haber sido inmunizado tiene efectos como dolor de cabeza, alteración en los ojos, coordinación y demás.

“Es sabido que el excesivo consumo de alcohol produce efectos neurológicos que todos sabemos: alteración de los reflejos, dolor de cabeza, alteración de la coordinación, manifestaciones gastrointestinales, como náusea, vómito, diarrea”, dijo a Noticias Caracol .

Asimismo, hay efectos cuando se toma después de haber sido inmunizado, pues aparte de los anteriores síntomas, también hay disminución de las defensas.

Además, beber también puede generar que los síntomas adversos de algunas vacunas se intensifiquen, aparte de los dolores.

“Basado en lo que conocemos de otros estudios, se sabe que si consumimos alcohol en exceso, se pueden adicionar los efectos esperados de las vacunas, como febrículas, dolor en los músculos, la fatiga. Sumado esto al consumo de alcohol, podría uno sentirse peor”, manifestó.

Publicidad

Por su parte, la toxicóloga Diana Pava señaló que las bebidas embriagantes tienen efectos que no se notan a corto plazo y que estas también afectan varios órganos del cuerpo.

“El consumo de bebidas alcohólicas tiene efectos a corto, mediano y largo plazo, prácticamente, en todos los órganos del cuerpo. La evidencia soporta que no existe un límite seguro para el consumo de bebidas alcohólicas y que, de hecho, por cada vaso aumenta el riesgo por complicaciones”, aseveró.

De igual manera, dijo que dichas bebidas también generan que se desarrollen más rápido las infecciones.

“También es importante tener presente que tienen una gran asociación entre el sistema inmunológico o la depresión del sistema inmunológico y el desarrollo de infecciones”, señaló.

Cabe mencionar que los especialistas aclararon que el efecto de las vacunas tarda semanas y que si se quiere tener una inmunidad completa deben guardarse por un tiempo de algunos hábitos por salud.

Publicidad

Sigue a La Kalle  en Google y entérate de lo mejor de la música Sigue a La Kalle en Google y entérate de lo mejor de la música