Publicidad

Publicidad

Publicidad

La Kalle logo amarillo oficial footer
Entérate de lo más reciente en el mundo del entretenimiento al activar las notificaciones.
Quiero recibirlas
Tal vez más tarde

Publicidad

Voluntaria española se encuentra atrapada en Kenia por abuso y explotación infantil

En su defensa, la voluntaria asegura que se trata de una venganza por parte de antiguos trabajadores ya que los despidió de su ONG por extorsión.

Marta Oreja
Marta Oreja, voluntaria española.
Foto tomada de @mamaduke281

La ciudadana española, Marta Oreja, quien es voluntaria en Kenia y tiene una ONG allí, dice que "siente mucho miedo" ya que se encuentra atrapada en el país africano por culpa de falsas acusaciones en su contra.

Según Marta, estas denuncias se produjeron debido a que tuvo que despedir a trabajadores de su organización luego de enterarse que ellos extorsionaban a las familias que ayudaban y donaban a su campaña.

La voluntaria, de 29 años, creó su fundación 'Supporting Heatlhcare in Kenya' en 2019. Gracias a auxilios económicos que ha recibido durante estos años por personas bondadosas, Marta ha logrado que 122 niños africanos puedan asistir al colegio, tener comida e ir al médico cuando se enferman. Todo esto de manera gratuita.

A causa de la pandemia, Marta tuvo que regresar a España y dejó en manos de una pareja su ONG. Aquí, surge la pesadilla para la voluntaria, quien pudo regresar a Kenia para finales de julio de este año, en donde se enteró que el hombre y la mujer obligaban a las familias de los damnificados a dar cuotas para acceder a dichos servicios.

"Les forzaban a pagar todo lo que yo estaba proporcionando de manera gratuita", indicó Marta. La única acción legal que pudo hacer ella, fue despedir al hombre y a la mujer. En represalia, esta pareja decidió denunciar a la española por abuso y explotación infantil.

Publicidad

Ahora Marta exige justicia, pidiendo que vuelvan su caso viral y que la ayuden a costear todos los gastos que este proceso judicial implica. También asegura que este país africano es muy corrupto por lo que resolver su caso no será tan fácil.

"Al denunciarlos y ver que su situación estaba en peligro, decidieron poner la mía en peligro y denunciarme a mí", advirtió Marta Oreja,

Sigue a La Kalle  en Google y entérate de lo mejor de la música Sigue a La Kalle en Google y entérate de lo mejor de la música