Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

La Kalle logo amarillo oficial footer
Entérate de lo más reciente en el mundo del entretenimiento al activar las notificaciones.
Quiero recibirlas
Tal vez más tarde

Publicidad

Extraño caso de mujer que tuvo un orgasmo en el pie

El hecho conmocionó a la comunidad científica que llegó a una extraña conclusión de los motivos por los que la mujer sentía los orgasmos en su pie.

Pies de mujer
Imagen de referencia pies de una mujer
/Foto: Getty Images/iStockphoto

Hablando de orgasmos muchas son las formas en que las personas contarán sus experiencias de cómo pueden llegar a conseguirlos, sin embargo, en este caso particular una mujer de Países Bajos, debido a una extraña patología, los sentía en uno de sus pies.

En distintos medios de comunicación ha revivido el estudio científico de la revista Journal of Sexual Medicine al cumplirse 10 años de este extraño caso reportado.

El artículo describe “a una paciente que fue remitida para un estudio de diagnóstico y tratamiento de un complejo de síntomas desconocido y peculiar: se quejaba de sensaciones orgásmicas que se originaban espontáneamente en su pie izquierdo”.

Publicidad

La mujer neerlandesa experimentó los primeros síntomas luego de que en 2008 le extirparan la vesícula biliar. Sentía una sensación de hormigueo en su pie izquierdo y tras consultarle a un especialista comenzó a tomar una dosis diaria de antidepresivos para aliviar sus síntomas.

Durante el desarrollo del estudio también se tuvo en cuenta el término “fetichismo de los pies”, se describe como la excitación sexual que se vuelve dependiente de mirar o acariciar los pies, pero en este caso no se trataba de esta condición.

Publicidad

Según el artículo de la revista en un principio los médicos atribuyeron dicho hormigueo a una especie de daño en los nervios llamada disestesia, condición que afecta una zona del cuerpo causando que ciertos estímulos sean desagradables o dolorosos.

Pero al pasar los días la mujer se dio cuenta de que las sensaciones orgásmicas sin lívido, ni estimulación sexual, pasaban de los pies a su vagina y de la vagina a su cabeza en cuestión de segundos, además, los orgasmos le provocaban lubricación vaginal e incontinencia urinaria. De paso se dio cuenta de que, si estimulaba la parte izquierda de su vagina podía experimentar un orgasmo en los pies y viceversa.

La explicación científica a la que llegaron los profesionales fue que el daño de nervios pudo haber hecho que su cerebro malinterpretara la información sensorial, confundiendo las entradas sensoriales del pie izquierdo con los genitales.

Te puede interesar: En La Kalle reconocemos a los kallejeros de buen corazón

Publicidad

Publicidad

  • Publicidad