Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

La Kalle logo amarillo oficial footer
Entérate de lo más reciente en el mundo del entretenimiento al activar las notificaciones.
Quiero recibirlas
Tal vez más tarde

Publicidad

Mujer terminó muerta tras someterse a supuesto ritual de sanación para atraer buena suerte

El reconocido brujo de la zona antioqueña le habría dado una bebida "sanadora" a la mujer que terminó prendida en llamas.

Imagen referencial brujo asesina a su paciente con bebida
Imagen referencial brujo asesina a su paciente con bebida
/Foto: Imagen referencial Getty Images

Martín Rangel Londoño Jaramillo se hizo reconocido en Sopretrán, Antioquiapor sus trabajos de brujería que ofreció durante años a todo tipo de personas, las cuales se convirtieron en creyentes de su "magia", quienes además lo apodaron como alias 'Hoyito' o 'Brujo de Liborina', haciendo referencia a otro municipio del occidente antioqueño.

El hecho que le costó su libertad ocurrió el 16 de septiembre del 2021 en Sopetrán, donde una mujer de 31 años accedió a una ceremonia que este ofrecía, se trataba de un ritual de sanación que le aportaría diferentes beneficios para atraer lo positivo a su vida.

La mujer ingirió una bebida compuesta por alcohol, azufre y alcanfor, los cuales son altamente inflamables y dañinos para su intestino, sin embargo, este no sería el causante de su fallecimiento; alias 'Hoyito' derramó una parte del compuesto en el suelo del lugar y después decidió ponerle fuego.

Según estudios de la Fiscalía, el sofocamiento de las llamas habría hecho que la fallecida tuviera graves afectaciones en su salud. Ante la situación, el brujo impidió que la familia acudiera a una ayuda médica profesional y en cambio, ofreció sus servicios de curación mediante plantas beneficiosas.

Publicidad

Sin embargo, la mujer no mejoró con sus curaciones y la familia tomó la decisión de trasladarla a un centro médico en la capital antioqueña, donde la internaron por las fuertes quemaduras en múltiples zonas, pues el 70% de su cuerpo se veía involucrado; allí duró 8 días hasta que no resistió más y terminó perdiendo su vida, dejando solos a sus pequeños 4 hijos.

A Martín Londoño Jaramillo, lo capturó la Policía Nacional después de una semana de búsqueda, donde finalmente la Fiscalía le imputó a 56 años de prisión otorgándole los cargos de homicidio de dolo eventual, donde el mismo no aceptó haber cometido dicho delito.

Publicidad

Te puede interesar: Horóscopo: signos más perezosos del zodiaco

  • Publicidad