Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

La Kalle logo amarillo oficial footer
Entérate de lo más reciente en el mundo del entretenimiento al activar las notificaciones.
Quiero recibirlas
Tal vez más tarde

Publicidad

VIDEO: cocodrilo se deja acariciar y alimentar por hombre en un bote

Un impresionante video muestra el video en el que un hombre tiene un encuentro surrealista con un cocodrilo, que se dejó dar de comer y consentir.

Hombre consiente a cocodrilo
Hombre consiente a cocodrilo
/ Foto: Captura de video X @cctvidiots

Un video se ha robado la atención de las redes sociales, luego de que un hombre a bordo de un boto cometiera una hazaña al consentir nada más y nada menos que a un cocodrilo, de gran tamaño, mientras navegaban por un lago.

En el video, se puede ver como este imponente animal se acerca suavemente hasta el bote, las personas que allí se encontraban viven momentos de angustia, ya que son vulnerables ante la destreza y fuerza del animal, que sorprendió a todos cuando recibió comida y además se dejó acariciar, pareciendo un perro cuando lo consienten.

En el metraje se puede observar cuando la mano humana ofrece con intriga un pedazo de carne cruda al cocodrilo, quien, con cautela, observa el manjar antes de intentar devorarlo. A pesar de algunos intentos fallidos, el cocodrilo demuestra su determinación al subir parte de su cuerpo al costado del bote en busca de su comida. Aunque aún es pequeño, muestra sus colmillos y la mano humana juega con el suspense alejando el alimento.

En un giro emocionante, el cocodrilo finalmente recibe el esperado bocado y lo disfruta mordisqueándolo con sus afilados dientes. Las patas delanteras del reptil descansan en el costado del bote mientras realiza la sabrosa degustación. Otras manos humanas interactúan con el cocodrilo, incluso acariciando su cabeza suavemente, creando un momento único que ha cautivado a millones de espectadores en las redes sociales.

Publicidad

El video, que acumula más de tres millones de reproducciones y más de 200 comentarios, ha generado una variedad de reacciones. Algunos usuarios expresan su fascinación por la escena, mientras que otros señalan la peligrosidad de alimentar a los cocodrilos. En medio de estas opiniones, el video deja una huella de asombro y cautela, recordando la naturaleza salvaje de estos animales y el delicado equilibrio entre la admiración y el respeto por la vida silvestre.

Publicidad

Te puede interesar: Beéle: así fue su lucha para pegar su primera canción

  • Publicidad