Publicidad

Publicidad

Publicidad

La Kalle logo amarillo oficial footer
Entérate de lo más reciente en el mundo del entretenimiento al activar las notificaciones.
Quiero recibirlas
Tal vez más tarde

Publicidad

Civismo y cultura: así es la cara amable de las protestas por el paro nacional en Colombia

Son muchos los gremios, activistas, artistas y ciudadanos los que se han unido para manifestarse de manera pacífica y luchar por sus derechos.

COLOMBIA-CRISIS-PROTEST
Arte y civismo en el paro nacional
JOAQUIN SARMIENTO/AFP

Músicos, actores y acróbatas mostraron una cara amable de las protestas con diversas expresiones artísticas y culturales para llamar al diálogo, proponer una reflexión y pedir cambios en la política económica y social del Gobierno de Colombia en medio del paro nacional .

En Bogotá muchos artistas dieron una muestra de civismo con expresiones artísticas llenas de música y color que vale la pena resaltar, pues son muchos los ciudadanos de a pie que protestan de manera pacífica y sin caer en actos vandálicos.

Jóvenes y familias enteras recorrieron las calles de la capital para exigir sus derechos, pero de una forma amable como una expresión de arte en pro de la vida y la paz.

Publicidad


El foco de estas coloridas manifestaciones también estuvo en Medellín , en el noroeste del país, donde el octavo día de manifestaciones lo abrió un concierto en el Parque de los Deseos, al que se fueron uniendo de forma espontánea artistas locales, quienes hicieron sonar melodías en respaldo al paro nacional y a la vida.

"El arte es una herramienta poderosa para protestar, un elemento transformador", dijo Juan Ernesto Arias, organizador de las intervenciones artísticas que clamaban porque "paren los abusos" de las autoridades.

La directora de orquesta Susana Boreal dirigió a su grupo de músicos de una forma magistral, mientras los ciudadanos gritaban arengas. Los ciudadanos de Medellín se sintieron orgullosos de poner el arte por delante de todo.

El momento más llamativo lo protagonizó un acróbata envuelto en la bandera colombiana con un número de "slackline", o cuerda floja, que se movió con soltura mientras centenares de compatriotas disfrutaban de su intervención y lanzaban arengas.

Publicidad

Sigue a La Kalle  en Google y entérate de lo mejor de la música Sigue a La Kalle en Google y entérate de lo mejor de la música