Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

La Kalle logo amarillo oficial footer
Entérate de lo más reciente en el mundo del entretenimiento al activar las notificaciones.
Quiero recibirlas
Tal vez más tarde

Publicidad

Cuatro de los cinco capturados por el asesinato del fiscal Marcelo Pecci aceptaron cargos

Los detenidos serán trasladados a la capital de país una vez se de por terminada la audiencia

Marcelo Pecci.jpg
Marcelo Pecci
/ Foto: Archivo La Nación

La semana pasada fueron capturados en la ciudad de Medellín cinco sujetos que serían los responsables del asesinato del fiscal paraguayo Marcelo Pecci , quien perdió su vida mientras disfrutaba en Barú, Cartagena, de su luna de miel acompañado de su esposa la periodista Claudia Aguilera, quien tuvo que presenciar la dramática escena en la que desde una moto acuática le dispararon.

De acuerdo a la investigación y el allanamiento realizado por la fiscalía general y la Policía Nacional, dos de los sujetos implicados en el infortunado hecho son de nacionalidad venezolana y los tres restantes figuran como colombianos, entre ellos una mujer; quienes tendrían que enfrentarse a los cargos que se les impute por el terrible acontecimiento.

Bueno, pues la audiencia se llevó a cabo este lunes en el búnker de la fiscalía y en ella, cuatro de los implicados identificados como Eiverson Adrián Zabaleta, Cristian Camilo Monsalve, Marisol Londoño y Wendel Scott Carrillo, aceptaron cargos, por lo que se les atribuyó la responsabilidad de los delitos de homicidio agravado en concurso heterogéneo con porte y fabricación de armas de fuego.

Publicidad

Mientras que el único sindicado que se opuso a aceptar los cargos, y por ende se declaró inocente, es identificado como Francisco Correa Galeano, a quien las autoridades señalan como el articulador y coordinador del crimen que se perpetró en la isla de Barú, exactamente en un reconocido hotel donde se hospedaba el fiscal paraguayo junto a su esposa.

Cabe señalar que en cuanto concluya la audiencia, los cinco detenidos serán trasladados a Bogotá debido a que hay pocas garantías de seguridad en Cartagena.

Publicidad

  • Publicidad