Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

La Kalle logo amarillo oficial footer
Entérate de lo más reciente en el mundo del entretenimiento al activar las notificaciones.
Quiero recibirlas
Tal vez más tarde

Publicidad

Daniel Cataño fue notificado por las autoridades en pleno camerino al finalizar partido en Ibagué

El jugador de Millonarios fue sorprendido por funcionarios de la Secretaria de Gobierno de la Alcaldía de Ibagué que le informaron sobre el proceso que se adelanta en su contra.

Daniel Cataño, futbolista colombiano
Daniel Cataño, futbolista colombiano
/Foto: Getty Images

El pasado miércoles 29 de febrero se jugó el partido aplazado entre Millonarios yTolima en el estadio Manuel Murillo Toro, por la jornada 4 de la Liga BetPlay, luego de que el partido fuera suspendido por un desmán que abrió un debate en el futbol colombiano, cuando un hincha burlo a las autoridades y se metió al terreno de juego para agredir al volante embajador Daniel Cataño, el cual fue expulsado por el árbitro Wilmar Roldán.

El partido no se jugó, aunque el juez central intentó mediar entre ambos equipos, pero el conjunto capitalino no accedió y comandados por su capitán David Macalister Silva, abandonaron el terreno de juego, por falta de garantías tanto por parte de las autoridades como de la Dimayor, ente regulador del fútbol colombiano.

Incluso algunos jugadores del Tolima, como el capitán Julián Quiñones que apoyó la decisión del equipo embajador, argumentando que no era un tema deportivo, si no pasaba a transgredir a sus colegas que tan solo están trabajando para dar un buen espectáculo y cumplir con sus metas deportivas, razón por lo cual el partido pasaba a un segundo plano.

Pues bien, cuarenta y cinco días después del incidente, los funcionarios de la Secretaria de Gobierno de Ibagué le notificaron al volante un proceso disciplinario que adelantan en su contra por contestar con violencia a la agresión del hincha, todo esto justo cuando terminó el partido en el Manuel Murillo Toro, en pleno camerino del equipo embajador.

Publicidad

A través de las redes sociales se compartieron imágenes del incómodo momento en el que los funcionarios se acercan al camerino y llaman a Cataño, para empezar a leerle los documentos que confirman la citación a comparecer antes las autoridades, a lo que el jugador reniega los hechos, argumentando que no es ni el lugar ni el momento para hacerlo, teniendo en cuenta que las tecnologías permiten hacer este tipo de diligencias de manera virtual.

Esta situación no cayó bien en el que equipo albiazul, ni mucho menos en su hinchada, que vieron todo como una manera de perseguir al jugador, quien para ellos es el único damnificado de todo lo ocurrido, ya que la rencilla entre la hinchada ibaguereña y el jugador no debía pasar a violencias físicas y mucho menos de parte de un hincha que se salta los protocolos de seguridad.

Publicidad

Te puede interesar: Emotivo reconocimiento de La Kalle a Edén Muñoz

  • Publicidad